Clippers opacan a Lakers
Chris Paul, quien lleva la píldora es uno de los baluartes de los Clippers, la nueva sensación angelina. Glen James-AFP/La República
Enviar

Clippers opacan a Lakers

Y ahora... ¿cuál es el “otro” equipo de Los Ángeles?

En cualquier deporte siempre existen y existirán las rivalidades deportivas, ya sea en el fútbol, béisbol, hockey, fútbol americano y el baloncesto no es la excepción.
En la NBA se conocen rivalidades fuertes, históricas y llamativas como los Celtics y los Lakers, los Knicks y los Bulls o los Pacers, pero no tan cercana como la existente en Los Ángeles entre Lakers-Clippers.


Esta enemistad también conocida como la “Hallway Series” desde 1986, se basa fundamentalmente en demostrar cuál es “el” equipo de Los Ángeles y en la que los Lakers por historia han sido los mayores representantes de la ciudad... hasta hoy.
Los Clippers durante estos últimos años han sido el equipo dominante de la ciudad, debido a que han hecho una gran inversión, combinado con el bajón de rendimiento de los Lakers después del retiro definitivo de “Maestro Zen” Phil Jackson, el 11 veces campeón de la NBA.
Esto hizo que se diera una inestabilidad en el banquillo con el fracaso de Mike Brown hasta Mike D'Antoni quien no ha podido hacer que los Lakers sean un equipo estable y competitivo y añadiendo también las lesiones que han afectado al equipo, principalmente a su jugador franquicia Kobe Bryant.
Pero el repunte de los Clippers no debería basarse en el mal momento de los Lakers; los Clippers han formado un conjunto con deseos de triunfo, liderados por una de las parejas más explosivas de la liga como lo son Chris Paul y Blake Griffin, han demostrado que el juego de espectáculo no es solo espectáculo como tal, como lo muestran por lo general los Harlem Globetrotters, sino que sea efectivo y ganador, el cual le dio a la franquicia su primer título en su historia, el título de la División del Pacifico en la Temporada 2012-2013.
Se agrega al éxito de los Clippers, un entrenador que sabe y que maneja bien la presión en la duela como lo fue Vinny del Negro, exestrella de los potentes San Antonio Spurs en los noventa, que con su estilo marcado catapultó de manera importante al equipo, haciéndolo un conjunto de respeto y de cuidado en la liga. Del Negro reforzó al equipo con otros importantes jugadores para acompañar tanto a CP3 como a Griffin, por ejemplo DeAndre Jordan, el MVP de la final de 2004, Chauncey Billups y el ex-Laker Lamar Odom, solo por mencionar algunos.
Estos equipos siempre tuvieron distintos objetivos, mientras los Lakers, como grandes que son en la NBA, luchaban por conseguir el título y superar de una vez por todas a su máximo rival del Este, los Boston Celtics, los Clippers peleaban por lo general en tratar de lograr al menos la clasificación a los Playoffs, hasta que el torneo anterior los Clippers barrieran su serie ante los Lakers por 4-0.
Para esta 2013-2014 el asunto va parejo, los Lakers dieron continuidad a D'Antoni, los Clippers cambiaron a Del Negro por otro entrenador ganador, el campeón de 2008 con Boston, Doc Rivers; el balance entre ambos en cuanto a victorias y derrotas es similar, pero en el primer juego de la temporada entre ambos termino siendo Laker.
Deben enfrentarse tres veces más y será su récord de temporada quien defina quién es el “otro equipo” de los Ángeles.

Ricardo Mora
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios