Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Clinton promueve comercio en Irak

Redacción La República [email protected] | Jueves 21 julio, 2011



Clinton promueve comercio en Irak
La primera vez que George Heinlein se reunió con funcionarios iraquíes para hablar sobre la construcción de estadios deportivos, llegó sin un traductor y tuvo que soportar casi una hora de discusiones en árabe sin entender una palabra.
Más de dos años después, el hombre de negocios de Kansas City tiene más de $500 millones en contratos iraquíes y suficientes conocimientos culturales para programar una interrupción de la construcción de un mes durante Ramadán, el período islámico de ayuno durante las horas del día. Tampoco parpadea cuando le sirven camello para el almuerzo.
Heinlein dirige una de varias compañías que se han beneficiando con los esfuerzos del Departamento de Estado para llevar más empresas estadounidenses a Irak. En momentos en que competidores de China y Francia se apresuran a invertir en Irak, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha movilizado su organismo para ayudar a las firmas como Boeing Co., PepsiCo Inc. y 360 Architecture de Heinlein a competir y prosperar allí.
“Es hora de que Estados Unidos empiece a pensar en Irak como una oportunidad de negocios”, dijo Clinton el 3 de junio ante los ejecutivos que concurrieron a su departamento para informarse sobre cómo hacer negocios allí.
Conforme el papel de los Estados Unidos en Irak pasa de la cooperación militar a la asociación civil bajo la dirección del Departamento de Estado, Clinton se ha centrado en la diplomacia comercial -establecer lazos económicos- como forma de fomentar la transparencia en el gobierno, la estabilidad política y vínculos más firmes.
“La diplomacia comercial opera de la mano del fortalecimiento de los lazos en diversas áreas de la política exterior y la seguridad nacional”, expresó en una entrevista Robert Hormats, subsecretario de Asuntos Económicos del Departamento de Estado.
Como parte de ese esfuerzo, el Departamento de Estado está ayudando a compañías como la de Heinlein, que diseñó el New Meadowlands Stadium de East Rutherford, Nueva Jersey, para los equipos de fútbol americano New York Jets y New York Giants.
“No hay duda de que el Departamento de Estado y el Departamento de Comercio nos han dado ayuda”, señaló Heinlein en una entrevista telefónica en la que recordó cómo su firma obtuvo un contrato del Ministerio de la Juventud y el Deporte tras competir con otras catorce compañías por elaborar el plan maestro y el proyecto de una “ciudad de los deportes” de calidad olímpica en Basora, centro de exportación de petróleo del sur de Irak.
El Fondo Monetario Internacional en mayo proyectó que el crecimiento del PIB del país será de 12,1% este año, mientras que el crecimiento con exclusión del petróleo llegará a 5%. Las empresas que deseen invertir contarán con el apoyo de las embajadas y los consulados además de los Departamentos del Tesoro, Energía y Agricultura y el Export-Import Bank.

Washington