Enviar
Ex primera dama ganó en Kentucky por amplio margen
Clinton se mantiene en contienda demócrata

Obama espera que resultados de primarias en Oregón le den la mayoría de delegados electos en las urnas

Washington
EFE

La senadora Hillary Clinton, ganadora por una amplia diferencia en las primarias de Kentucky, aseguró ayer a sus seguidores que no abandonará la batalla por la candidatura demócrata, porque gana en voto popular a su oponente, Barack Obama.
“Tenemos que elegir al candidato que está en la mejor posición para ganar en noviembre”, dijo en un discurso en Louisville, en el que aseguró que no se va a retirar porque sabe que, cuando se cuenten todos los sufragios del proceso de primarias, tendrá la mayoría del voto popular.
“Estamos ganando el voto popular, y estoy más decidida que nunca a continuar hasta que todo el mundo vote y todos los votos sean contados”, señaló Hillary, en referencia a Michigan y Florida, los dos estados cuyos votos no han sido sumados como castigo por haber adelantado las primarias.
En su discurso ante sus seguidores y acompañada por su esposo Bill y su hija Chelsea, la ex primera dama se mostró satisfecha por la “importante victoria” lograda anoche, gracias a la “abrumador voto de confianza” que le han dado los demócratas de Kentucky.
En este estado, qu
e ayer celebró primarias junto a Oregon, la senadora por Nueva York cuenta con el 65% de los votos, frente al 31% de Barack Obama, según datos proporcionados tras el escrutinio del 77% de los sufragios.
“Lo que está en juego es muy grande. Tenemos que hacer que esto resulte bien. Tenemos que designar al candidato que esté mejor situado para ganar en noviembre”, dijo la ex primera dama, quien sostiene que tiene más posibilidades de batir al candidato republicano, John McCain.
“Nuestro partido tiene una decisión muy difícil que tomar. Tiene que decidir quién esta preparado para ganar en los estados que se mantienen indefinidos”, apuntó Hillary.
En un mensaje de corte populista, señaló que la clase trabajadora “nunca ha sido invisible” para ella. “He pasado mi vida entera luchando por ustedes”, afirmó.
En su intervención tuvo palabras de recuerdo para el senador Edward Kennedy, hospitalizado desde el sábado pasado a causa de un tumor cerebral, con el que dijo haber “luchado codo con codo para aumentar el salario mínimo y para extender la cobertura sanitaria a millones de niños”.
En Oregón, donde se vota por correo y al cierre de esta edición las urnas seguían abiertas, parte como favorito el senador Barack Obama, quien aspiraba anoche a lograr la mayoría de delegados electos en las urnas, un “gra
n hito”, según su campaña.
Las primarias de Oregón y Kentucky suponen el antepenúltimo capítulo en el largo y extenuante proceso de primarias demócratas, dado que ya sólo queda por acudir a las urnas Puerto Rico, el 1 de junio, y Montana y Dakota del Sur el 3 de junio.
No obstante, es poco probable que la batalla por la candidatura demócrata quede zanjada el 3 de junio, porque ninguno de los dos aspirantes va a lograr los 2.025 delegados que necesitan para convertirse en el contrincante del republicano John McCain en las presidenciales del 4 de noviembre.
Aunque Clinton va por detrás de Obama en número de delegados y de estados ganados, la ex primera dama defiende de manera combativa que es la que cuenta con el mayor apoyo popular si se suman Florida y Michigan, que han sido castigados a no aportar delegados a la Convención Demócrata por haber adelantado sus primarias.
Obama cuenta ahora con 1.613 delegados, por lo que sólo necesita sumar 13 de los 103 delegados en juego en Kentucky y Oregón, para superar esta barrera.
En Oregón las encuestas sitúan como ganador al senador afroamericano, con 52% de los votos, doce puntos por encima de la ex primera dama.
Ver comentarios