Enviar
Líderes y empresarios latinoamericanos se reúnen en Miami
Clima de negocios sufre en Suramérica

Expertos sostienen que ventura política de Bolivia, Ecuador y Venezuela afecta a economía


Miami
EFE

La aventura política de Bolivia, Ecuador y Venezuela conduce a las tres naciones andinas hacia un despeñadero económico que puede sepultar las aspiraciones de sus gobiernos de promover una mayor equidad, advirtieron ayer varios políticos y expertos.
El llamado “socialismo del siglo XXI” emprendido por Venezuela y que ha servido de modelo a Ecuador y Bolivia fue analizado en la Conferencia de las Américas, organizada por el diario “The Miami Herald” con la participación de líderes y empresarios de Latinoamérica, el Caribe y Estados Unidos.
La segunda parte de la jornada de la conferencia de ayer estuvo dedicada a analizar el clima económico en esos tres países, mientras que la primera parte se centró en la importancia de los tratados de libre comercio.
Al inaugurar la conferencia, Carlos Gutiérrez, secretario de Comercio de Estados Unidos, alabó los “cambios sorprendentes” ocurridos en Colombia en los últimos años e hizo un llamamiento al Congreso estadounidense para que apruebe el Tratado de Libre Comercio bilateral.
El secretario de Comercio recordó que hay pendientes otros Tratados de Libre Comercio con países de Latinoamérica, como Perú y Panamá, a los que también elogió por su “crecimiento y prosperidad”.
Thomas Shannon, subsecretario de Estado para Latinoamérica, recomendó, por su parte, a los países europeos y latinoamericanos que empujen a Cuba a que genere un diálogo interno que despeje el camino de la democratización.
En el foro sobre los países andinos los participantes coincidieron en la que la “utopía regresiva” es promovida mediante la confrontación y reformas constitucionales que tienen como objetivo la concentración del poder, además de medidas punitivas para el sector privado, lo que deteriora el clima de negocios.
Alberto Federico Ravell, presidente y cofundador del canal de televisión Globovisión de Venezuela, describió un sombrío panorama de su país por el alto nivel de confrontación que existe, los “ataques” a la democracia, los controles cambiarios y las nacionalizaciones.
“Hacer negocios en Venezuela es complicado, pese a todos los recursos naturales que tiene. En un país donde no hay división de poderes, hay inseguridad jurídica y las reglas cambian día a día es muy difícil que se aconseje como un buen lugar para invertir”, dijo.
Mencionó que para los empresarios en el sector de los medios de comunicación, por ejemplo, operan bajo la espada de Damocles al afrontar la constante amenaza de ser censurados o que el gobierno les suspenda la licencia de transmisión y sus bienes por “luchar para que exista de nuevo una democracia plena”.
Roberto Aspiazu, presidente del Comité Empresarial de Ecuador, inició su discurso diciendo que tampoco traía “buenas noticias”, pues “las libertades, así como en Bolivia y Venezuela, están amenazadas”.
El empresario aseguró que en Ecuador están muy preocupados con las elecciones para una Asamblea Constituyente que “significa todo y nada”, mientras el presidente Rafael Correa está en permanente campaña electoral, lo que afecta el normal desarrollo del país.
El debate del cambio de modelo de desarrollo económico dentro de la propuesta del “socialismo del siglo XXI”, que “todavía nadie sabe de qué se trata”, también es motivo de preocupación, según Aspiazu.
Manfred Reyes Villa, gobernador de Cochabamba (Bolivia), manifestó su preocupación por la democracia en su nación que, según dijo, está dirigida por un “gobierno con una visión totalitaria y siguiendo los pasos de Venezuela”.
En respuesta a una pregunta sobre su petición de dimisión del presidente Evo Morales, Reyes Villa recordó que lo ha pedido en varias ocasiones, así como un referéndum para revocar el mandato presidencial.
Advirtió de que se está dando una “mala lectura” cuando se cree que ahora están gobernando los excluidos. “No vaya a ser que estemos creando una cabeza de playa que va a significar un centro de inestabilidad política, una incubadora del terrorismo”, dijo.
En cuanto a la redacción de la Constitución de Bolivia dijo que es un proceso que se realiza “siguiendo los pasos de Venezuela y Ecuador”.
Asimismo, denunció de nuevo la injerencia venezolana en los asuntos internos de Bolivia y las labores de adoctrinamiento tanto de cubanos como de venezolanos.
Ver comentarios