Logo La República

Lunes, 19 de agosto de 2019



ACCIÓN


Clijster despidió a Williams

Luis Fernado Rojas [email protected] | Sábado 11 septiembre, 2010



Clijster despidió a Williams
La rusa Vera Zvonareva también sorprendió a la sembrada 1, Caroline Wozniacki

Cuando todo apuntaba a una final entre la sembrada uno del torneo, la danesa Caroline Wozniacki y la estadounidense Venus Williams, la rusa Vera Zvonareva y la campeona defensora Kim Clijster, obtuvieron el viernes sendas victorias en semifinales y se verán las caras este sábado, en el desenlace del Abierto de Estados Unidos.
Zvonareva logró así clasificarse por primera vez para la final del Abierto de Estados Unidos, ante una Wozniacki que hasta el viernes se había mostrado implacable en el rectángulo, donde fue entregando las cabezas de sus rivales, una a una sin necesitar nunca del tercer set; el viernes tampoco lo requirió, solo que estos no le favorecieron, 4-6 y 3-6, en partido de una hora 25 minutos.
Zvonareva se mostró como una rival muy sólida, que desplegó su mejor tenis, recordando a la jugadora que alcanzó también la final en el anterior Grand Slam de Wimbledon.
En sus duelos personales, ambas habían llegado a este juego igualadas con dos victorias cada una, aunque Wozniacki como finalista del año pasado parecía inclinar la balanza a su favor.
En el primer set, en el tercero y cuarto juegos, quiebra y servicio para la rusa y luego a mantener el paso para ganar el episodio, y en el segundo set, Zvonareva de nuevo consiguió ventaja en el quinto juego y la danesa arriesgó más para tratar de remontar, lo que se tradujo en más errores. En el noveno juego, la rusa quebró de nuevo el servicio de Wozniacki y acabó con el sueño de la danesa de conseguir su primer Grand Slam.
En la otra semifinal, en el primer juego Williams impuso su potencia para un 6-4, que presagiaba un desenlace a dos sets, pero para el segundo la belga se reveló en un episodio con varias quiebras y en el que Kim Clijster estuvo arriba 4-1 y 5-2, pero en el que Venus remontó con paciencia y aprovechó los errores no forzados de su rival, para llevar el partido al 6-6. No obstante, en el mejor momento Kim se mostró implacable al fin y venció 7-2.
En el tercer set Clijster quebró en el tercer juego, pero en el octavo, con una doble falta y un pésimo golpe cuando tenía a la Williams a su disposición, cedió terreno y luego fue empatada 4-4; no obstante, una vez más la campeona defensora sacó, en el momento más adecuado, a relucir su excelente derecha, se apoyó en su fuerte revés a doble mano y acabó con la tenista local 6-4, alcanzando el tiquete para la final con Zvonareva.

Luis Rojas y EFE
[email protected]