Enviar
Claves para mejorar las finanzas


El empleo formal se mantiene bastante estable en Costa Rica, según lo informó ayer una nota de este medio. Es una buena noticia. La información se refiere a una masa que cotiza a la Caja Costarricense de Seguro Social con lo cual estamos hablando de población que mantiene sus garantías de cobertura en casos de enfermedad y jubilación.

La nota menciona empresas que tomaron previsiones a tiempo, preparándose para el mal momento. Esa fue la actitud correcta, pero no siempre es la más frecuente en este país.

La costumbre de dejar todo para último momento y confiar en que aquí no llegarán los serios problemas que aquejan a otros, pudo haber permitido un descuido en otras compañías que quizás procedieron diferente. Ojalá que no.

De todas maneras, es importante para todos en este momento seguir el ejemplo de quienes se prepararon para seguir adelante con sus negocios, brindar seguridad a sus empleados y contribuir así a la estabilidad general del país.

Según parece, un factor que pudo haber influido en que la masa cotizante se mantenga estable es la demanda de trabajadores de las empresas extranjeras de servicios y el ingreso de nuevas compañías al país.

En cualquier caso, la lección para aprender es tomar nota de lo que hicieron quienes hoy mantienen estabilidad. Entre esas medidas estuvo la de firmar contratos a muy largo plazo el año anterior y hacerlo con nuevos clientes en diversos mercados. No “poner todos los huevos en la misma canasta”, dice la jerga popular.

No obstante, no solo la amenaza de disminución de empleo se cierne sobre los costarricenses, sino el aumento en el costo de la vida ocasionado por la inflación generada por el Banco Central.

Así las cosas, habrá que prestar especial atención al proyecto denominado Ley de Protección del Empleo en Momentos de Crisis que será presentado a los diputados en los próximos días.

Y si algún sector de la empresa privada tomó medidas adecuadas para enfrentar la crisis, lo menos que puede esperar el país es medidas igualmente acertadas por parte del Estado y entre ellas, mejorar la recaudación fiscal combatiendo la evasión o incumplimiento, como ya lo hemos mencionado con ejemplos: futbolistas, clubes de fútbol, modelos, parqueos… además de redoblar esfuerzos con efectivas medidas en todo lo relacionado con control de aduanas y gastos superfluos en la función pública.

Es mucho lo que se puede hacer para mejorar las finanzas del país sin tocar programas claves como salud, educación y gasto social.
Ver comentarios