Clausurados tres hoteles por daños ambientales
Enviar
Barrida ambiental comprobó la presunta afectación de la naturaleza en Limón
Clausurados tres hoteles por daños ambientales

• Permisos de construcción otorgados en la zona serán sometidos a revisión

María Krystal Echeverría
[email protected]

La clausura de un hotel recién construido, así como el cierre de dos edificaciones hoteleras más, fue el saldo de un nuevo operativo ambiental realizado ayer en varias playas de Limón.
El primer cierre se realizó a un proyecto recién inaugurado que se encontraba sobre un humedal en la zona de Playa Negra.
La edificación —aún sin nombre pero que ya estaba lista para operar— fue clausurada debido a que presuntamente invadió la zona marítimo-terrestre, al realizar una calle de tres kilómetros, dentro de los 50 metros inalienables.

En la misma playa se detectó la construcción de tres viviendas que provocaron la quema de yolillales, sitio de anidación de la tortuga baula.
Por su parte, dentro de la zona marítimo-terrestre se constataron loteos con postes de cemento, que presuntamente serían utilizados para construcciones.
Por otro lado, los personeros del Tribunal Ambiental y el Ministerio del Ambiente y Energía (MINAE), cerraron una zona de ampliación de los hoteles Villas del Caribe, así como el Almendros y Corales.
En el primer caso, el complejo presuntamente no cuenta con la viabilidad ambiental y se encuentra en la zona marítimo-terr
estre, dentro del Refugio Gandoca-Manzanillo.
LA REPUBLICA trató de contactar a Julio García, gerente general del Hotel Villas del Caribe, sin embargo no se encontraba disponible.
En el hotel Almendros y Corales, a pesar de que cuenta con cinco certificados de sostenibilidad turística otorgados por el Instituto Costarricense de Turismo, se determinó la presunta tala de una gran cantidad de árboles para la construcción de una nueva etapa.
“La clausura corresponde a una casa y vamos a presentarnos ante el Tribunal Ambiental para determinar una solución. El lote completo mide 2.400 metros cuadrados y hemos trabajado durante 20 años por la conservación en el Refugio, si tuvimos alguna equivocación me hago responsable de esto y plantearé un plan correctivo”, expresó Aurora Game, representante de Almendros y Corales.
Durante el inicio de semana se clausuró el funcionamiento de cuatro viviendas ubicadas dentro del Refugio Gandoca-Manzanillo y en un plazo de seis meses se determinará si serán derribadas.
Las numerosas construcciones de casas, ampliaciones de hoteles y loteo de zonas en el Refugio Gandoca-Manzanillo han sido parte de los daños encontrados durante los dos primeros días de barridas ambientales en Limón.
“Resulta preocupante observar cómo dentro de áreas protegidas se realizan construcciones. Este operativo logró constatar que el refugio de vida silvestre Gandoca-Manzanillo se encuentra afectado”, explicó José Lino Chaves, presidente del Tribunal Ambiental Administrativo.
El Tribunal Ambiental Administrativo y los funcionarios del MINAE que integran el equipo de barridas ambientales visitarán hoy la Municipalidad de Talamanca para verificar los permisos de construcción otorgados por ese gobierno local.

Ver comentarios