Clausura de vallenato
Una parte de la exitosa delegación costarricense participó en la ceremonia de clausura de los Juegos, ganados justamente por la delegación de Guatemala.Ezequiel Becerra/AFP-La República
Enviar

Clausura de vallenato

Los X Juegos Centroamericanos terminaron en un ambiente festivo

María del Milagro París, la sirena que abrió la ruta del éxito en los primeros Juegos del área en 1973 en Guatemala, donde cosechó 14 medallas, se convirtió en la invitada de honor en la ceremonia de clausura, en la que desfiló al lado de otros deportistas consagrados de nuestra Patria.
El evento de cierre no tuvo la majestuosidad de la ceremonia inaugural, porque es más propicio para el desahogo y fiesta de los atletas después del deber cumplido.
Doña Laura Chinchilla y don Johnny Araya, dos artífices desde el gobierno y la municipalidad para que estos Centroamericanos fueran bautizados como los mejores de la historia, ofrecieron cortos discursos donde resaltaron las conquistas de los atletas costarricenses, que rompieron todas las proyecciones al sumar 93 medallas de oro, 17 más que las previstas, además de que quedan hermosas y modernas instalaciones donde nuestros deportistas tendrán que aprovechar el éxito de estas justas, para no desmayar y prepararse con el propósito de desbancar a Guatemala, el amo deportivo del área y campeón de los Juegos, que sintió en la segunda semana de pruebas la presión de la delegación costarricense en su afán de despojarlo de la cima, una vez que los atletas nacionales sobrepasaron al otro “coco” del área, el fuerte equipo de El Salvador.
El punto más alto a nivel deportivo de la ceremonia de cierre, fue la coronación con medalla de oro de nuestra gran atleta, Gabriela Traña, que temprano en la mañana triunfó en la maratón, cumpliendo con los vaticinios, mientras que a niveles administrativos, el protocolo del evento anunció que la edición número 11 tendrá como sede la ciudad de Managua, Nicaragua, dentro de cuatro años, cuando se inicie un nuevo ciclo olímpico.
Un pequeño grupo de atletas desfiló en representación de cada uno de los países, el popular cantante colombiano Carlos Vives le puso vallenato a la ceremonia, mientras que en el cierre, se cantó el himno de las justas “Arriba, Arriba” dentro de una espectacular coreografía.

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Ver comentarios