Enviar
Clasificación de los fondos

En Costa Rica, los fondos pueden clasificarse por la naturaleza de los instrumentos en que invierten, el plazo de permanencia y hasta por las restricciones de entrada y salida.
Aun con la llegada de nuevos tipos de fondos de inversión, estos cumplen algunas características que los clasifican según el tipo de instrumento en que invierten, el plazo de permanencia y las restricciones de entrada y salida.

Estas clasificaciones se repasan a continuación:

Por el tipo de instrumento en que invierten

Financieros
Por lo general, los fondos pueden invertir en instrumentos del mercado financiero, como bonos, acciones, papel comercial, notas estructuradas, recompras, derivados, etc. En los últimos meses han aparecido nuevas figuras como los fondos de capital garantizado, que utilizan herramientas financieras para asegurarle un rendimiento al inversionista.

No financieros
El ejemplo por excelencia de estos fondos son los inmobiliarios y de desarrollo inmobiliario. La inversión no se hace sobre activos financieros, sino directamente en inmuebles o terrenos. La rentabilidad se logra con el producto de los alquileres (inmobiliarios) o bien la venta de los activos (desarrollo).


Por el tiempo de permanencia

Liquidez, mercado de dinero o corto plazo
Son fondos que invierten en títulos cuyo plazo de vencimiento es muy corto, lo que les permite disponer de mucha liquidez, y poder redimir los dineros de sus inversionistas en el momento en que ellos lo requieran. Son muy utilizados por empresas, que manejan grandes volúmenes, que pueden ganar cierta rentabilidad mientras llega la fecha en que tienen que hacer sus respectivos pagos.

Mediano plazo
Existen fondos con plazos mínimos de permanencia, por lo que para obligar al inversionista a quedarse, se le impone una cuota de salida, en caso de que desee recibir su inversión antes del plazo establecido.

De renta
El inversionista deposita un monto determinado y cada mes o cada tres meses, según el fondo en que haya invertido, recibirá una rentabilidad determinada. Esta rentabilidad variará según las condiciones del mercado.

Crecimiento
El objetivo de este tipo de fondos es ofrecer una mayor rentabilidad al inversionista, pues al invertir a mayor plazo se hace en instrumentos con tasas más altas. Puede haber riesgos de que en algún momento la inversión tenga pérdida de valor, pero es de esperar que con el tiempo (por lo general años), dicha inversión obtenga rendimientos positivos. No se recomienda salir antes de un plazo de, por lo menos, tres años.

Por restricciones de entrada y salida

Abiertos

La redención de las participaciones del inversionista se hace a través de la sociedad administradora del fondo. Aun si el inversionista quiere salir antes de tiempo, lo puede hacer, previo pago de un “castigo” o penalidad. Al inversionista se le deduce un porcentaje de su dinero, pero es el fondo el que paga.



Cerrados

Las principales restricciones que tienen los fondos cerrados son en cuanto a capital de inversión inicial, que por lo general es bastante alto en comparación a los otros tipos de fondo, y de salida. En este último caso, las participaciones no son asumidas por el fondo, sino que el inversionista debe acudir al mercado de valores para encontrar a otro inversionista que quiera su participación. En un mercado de poca liquidez como el nuestro esto puede ser una limitante, porque puede obligar al inversionista a aceptar menos dinero por su inversión. O por el contrario, en el caso de los fondos inmobiliarios, la participación tiene un alto precio, precisamente por la escasez de oferta que tienen estos fondos.



(Gráfico de la composición de los fondos)
Ver comentarios