Logo La República

Miércoles, 26 de junio de 2019



ACCIÓN


“Clásico sin colores” recaudaría más de ¢30 millones para ayudar a Erick Marín

Walter Herrera [email protected] | Jueves 13 junio, 2019

Para habilitar todas las graderías del Estadio Nacional y tenerlo a reventar, aficionados deben comprar sus boletos por adelantado. Archivo/La República
Para habilitar todas las graderías del Estadio Nacional y tenerlo a reventar, aficionados deben comprar sus boletos por adelantado. Archivo/La República


Saprissa y Alajuelense tendrán un Clásico sin colores, un partido con el fin de ayudar al futbolista Erick Marín, quien recientemente fue diagnosticado con cáncer por tercera ocasión.

Debido a los altos costos, ambos clubes decidieron organizar este evento para recaudar dinero.

El amistoso se jugaría el domingo 7 de julio en el Estadio Nacional a las 11 a.m.

Originalmente, se habilitaron las graderías Este, Norte y Sur, aunque dependiendo del apoyo de la afición, podría darse una apertura total y jugarse a estadio lleno.

Lea más: Saprissa y Liga jugarán un Clásico para apoyar a Erick Marín en lucha contra el cáncer

Las entradas tienen un costo que va entre los ¢3 mil y los ¢7 mil y se pueden adquirir en el sitio eticket.cr.

Del total de boletos comprados, ¢1 mil irán al jugador.

Si se llega a la capacidad máxima de 34 mil aficionados en la Joya de la Sabana, ¢34 millones irían para el tratamiento del futbolista.

Juan Carlos Rojas, presidente de Saprissa y Fernando Ocampo, jerarca de Alajuelense, dieron el anuncio y los detalles de la actividad.

“La semana pasada hablamos con Erick directamente, actualmente está iniciando un tratamiento complicado que no le va a permitir que esté con nosotros el día del partido, pero nos honra que doña Cristina (mamá de Erick) pueda estar representándolo y dedicándole el partido”, comentó Rojas.

Lea más: Erick Marín: “Tienen que conocer al Jafet Soto más humano y no al directivo”

Por su parte, Ocampo aseguró que el partido acercará a las aficiones previo al inicio del campeonato (21 julio) y tendrá la posibilidad de extender este proyecto a otras iniciativas en el futuro.

“Esperamos que las familias puedan venir en un día agradable a disfrutar. La idea es que esta iniciativa podamos extenderla todos los años porque nos unimos los dos clubes más grandes del país”, explicó Ocampo.

Marín ya lidió una batalla contra esta enfermedad, primero un cáncer de testículo en 2017, y de ganglios en el estómago el año pasado.

El futbolista había regresado a las canchas el 11 de noviembre en partido ante Alajuelense.

Sin embargo, un nuevo examen médico dio a conocer lo peor.

A partir de ahora, al jugador le realizarán cultivos de células madres con tres dosis de quimioterapia.

Después de esto, y tras unos exámenes, le realizarán una quimioterapia mucho más fuerte, donde deberá estar por dos meses completamente aislado en un cuarto en su casa.


NOTAS RELACIONADAS