Claro y Movistar a pocos pasos de operar
Enviar
Empresas recibieron luz verde del Gobierno para tomar parte en apertura celular
Claro y Movistar a pocos pasos de operar
Competencia irá acompañada de plan para mejorar servicios de banda ancha en el país

La apertura de la telefonía móvil en Costa Rica marcha, ahora sí, con pasos cada vez más firmes, y solo restan unas cuantas paradas más para llegar por fin a la meta de la competencia.
Ayer, la gobernante Laura Chinchilla dio el aval para que la mexicana Claro de América Móvil y la española Movistar de Telefónica reciban la adjudicación de dos frecuencias celulares y comiencen desde ya a hacer planes más serios para su pronta entrada en operación.

Con ello, ahora solo restan unos cuantos pasos administrativos, así como la revisión del proceso por parte de la Contraloría General de la República, para que ambas compañías puedan enfrentar al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) en su lucha por captar la atención de los clientes celulares. Se estima que esto podría ocurrir entre julio y setiembre próximos.
“Esto no deja de ser un momento histórico para el país, hoy estamos culminando el proceso en la vía administrativa e iniciamos otra, que es la de reafirmar nuestras prioridades desde el punto de vista del acceso universal y de solidaridad que han acompañado este proceso de apertura”, adujo la gobernante Laura Chinchilla, al firmar el decreto que daba el visto bueno a las compañías.
A partir de ahora también podrá arrancar el proceso para liberar las frecuencias de microondas, las cuales permiten la comunicación con las torres celulares. Actualmente hay alrededor de 1.500 enlaces que se encuentran en poder del ICE, pero se espera liberar y tener listas para su uso alrededor de 90 por mes, durante los próximos tres meses.
Por su participación en el mercado celular, Movistar ofreció el pago de $95 millones, mientras que Claro pagará $75 millones. El total de $170 millones será trasladado al Fondo Nacional de Telecomunicaciones para el desarrollo de proyectos tendientes a reducir la brecha digital.
De los recursos, casi un 60% se destinaría al área educativa y de capacitación, mientras que el restante se ocupará en conectividad, obras de salud y para garantizar el acceso de servicios en forma universal.
Estas acciones irán de la mano de un proyecto nacional de expansión de banda ancha, que será presentado en un “Acuerdo digital para Costa Rica”, que se dará a conocer “en las próximas semanas”, de acuerdo con Chinchilla.
El plan involucraría convertir a Costa Rica en el país con mayor conectividad en banda ancha en los próximos tres años, especialmente en los sectores más vulnerables de la sociedad.

Luis Valverde
[email protected]

Ver comentarios