Logo La República

Domingo, 27 de septiembre de 2020



FORO DE LECTORES


Ciudadanos con poder de veto

| Jueves 13 diciembre, 2012


Frente a la imposibilidad del ciudadano común de participar en las decisiones políticas, es que crea sus propios canales, y pese a que los sindicatos como institución están debilitados, todavía tienen mucha capacidad para llamar a las calles ante un acto considerado desproporcionado


Ciudadanos con poder de veto

El gobierno de Costa Rica, específicamente el Poder Ejecutivo, está siendo sacudido por una movilización popular incesante y sostenida que a medida que avanza, integra e incluye a cada uno de los grupos organizados del país.
Esto supone que la exclusión, desempleo y corrupción que afectan a los sectores más vulnerables del país, se han constituido en sociedades de presión para interpelar a las autoridades del país desde las calles por ser el único recurso recurrente que ha demostrado ser efectivo y eficiente.
No obstante, se trata de un fenómeno diverso y complejo, difícil de entender por los psicólogos y sociólogos, que creen que estos movimientos humanos se han fortalecido en los últimos años debido a que los pueblos no se sienten representados y que la clase política ya desprestigiada padece de sordera social.
Comprender la composición, naturaleza y contenido programáticos de estos bloques hegemónicos emergentes es todo un desafío al conocimiento convencional de las ciencias políticas, que implica una nueva modalidad de resistencia y lucha popular contra la explotación de la clase trabajadora.
Si bien este no es un tema nuevo, sí es oportuno hacer una lectura analítica de este proceso de transformación que viene ocurriendo en América Latina, para evaluar el porqué de estas luchas, así como la relación entre lo político y social y las articulaciones de estos dos elementos en el plano de la realidad.
En Costa Rica miles de trabajadores transformados en políticos de la calle, han hecho sentir su voz, cuando gritan individualmente de manera desesperada, pero invencible cuando gritan todos, porque es ahí, en la calle, el escenario natural donde el pueblo cansado expresa su hartazgo.
Recientemente el Instituto Nacional de Seguros nos receta el regalo de Navidad respecto al tema del marchamo, pese a que la lógica detrás del aumento a este rubro es contraproducente y contra toda sensatez.
Claro que es otra provocación más al pueblo, deseamos que el gobierno desista del aumento o una vez más escuchará al pueblo.
Frente a la imposibilidad del ciudadano común de participar en las decisiones políticas, es que crea sus propios canales, y pese a que los sindicatos como institución están debilitados, todavía tienen mucha capacidad para llamar a las calles ante un acto considerado desproporcionado.
Sin lugar a dudas esta decisión indica falta de rumbo y falta de seriedad respecto a las funciones encomendadas. Nuestra Presidenta utilizó en campaña un eslogan sobre su personalidad “Firme y Honesta”. Doña Laura esta es su oportunidad para demostrarnos de qué está hecha, expresado con el más profundo respeto.
Finalmente, se invita a los medios de prensa a hacer una versión visual y sonora, no solo informativa, también participativa, para que unidos como un pueblo obliguemos al gobierno a que se retracte respecto al abusivo aumento del marchamo, formulado en Casa Presidencial.

Luis Fernando Allen Forbes
Director Ejecutivo
Asociación Salvemos El Río Pacuare
 





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.