Enviar
En marcha conmemorativa del Día Mundial de la Paz
Ciudadanos claman acabar con la violencia

• Manifestantes cuestionan que la ausencia de guerra no es sinónimo de paz
• Actrices mexicanas se unieron al pedido popular para erradicar la agresión contra la mujer

Natasha Cambronero
[email protected]

Un alto a la violencia de género, equidad social y armonía entre las parejas fueron las principales demandas de ayer en la marcha de conmemoración del Día Mundial de la Paz.
Entre pancartas, música, bailes típicos y algunos disfraces, centenas de manifestantes reclamaron por la no agresión contra las mujeres y resaltaron que la ausencia de guerra no es sinónimo de paz.
Los presentes que en su mayoría fueron mujeres y niños, tiñeron de blanco el Paseo Colón, donde además instaron en la necesidad de erradicar la agresión de género no solo física, sino también verbal y psicológica.
“Esta marcha es una forma de levantar la voz, en el Día Mundial de la Paz para terminar con la violencia doméstica, ya que la paz en sí misma no es la ausencia de guerra, es la ausencia de violencia”, afirmó Jonny Araya, alcalde de San José.
Pese a que la actividad no contó con la participación de una gran cantidad de personas, en parte debido a las intensas lluvias que cayeron sobre el Valle Central durante el fin de semana, los asistentes se hicieron escuchar.
“El cuerpo de la mujer fue hecho para albergar amor, no para recibir golpes; por lo cual es importante que las mujeres tengan respeto de sí mismas y se valoren tanto física como emocionalmente”, dijo Mercedes Montero una de las manifestantes.
La actividad fue organizada por la fundación Rostro Humano de Costa Rica y contó con la participación de actrices mexicanas quienes forman parte de dicha fundación en su sucursal de México.
“Costa Rica es un país ejemplar en voluntad pacífica y sorprende que haya tantas mujeres golpeadas; estamos pidiendo
armonía con la pareja humana para que no haya violencia, pues en la televisión y en los noticieros es lo único que se ve”, manifestó Lilia Aragón, actriz de telenovelas, conocida en su país por ayudar a las mujeres agredidas en Ciudad Juárez.
Aparte de Aragón estuvieron presentes las mexicanas Pilar Pellicer, María Rebeca, Claudia Lizaldi, Yolanda Ventura (de origen español) y la costarricense Vica Andrade.
“Estas activida
des son muy emotivas, le mueven a uno muchas cosas y dan fuerza para seguir creyendo que la naturaleza del ser humano es el amor”, aseguró Lizaldi.
Mientras que Yolanda Ventura comentó sentirse “emocionada y afortunada de formar parte de algo que habla de la no violencia”.
Las actrices iniciaron su estadía en el país con un foro sobre los derechos de la mujer que se realizó el pasado sábado; ayer además de participar en la manifestación, presentaron su obra teatral “Confesiones de la vagina”.
Su presencia en el país pretenden finalizarla hoy cuando formen parte de un foro sobre derechos en la Asamblea Legislativa.
La Fundación Rostro Humano de Costa Rica tiene como objetivo defender a las mujeres de la violencia, tanto física como psicológica, y fue creada este año por la dermatóloga costarricense Vanessa Fumero.
La intención de Fumero es trabajar en conjunto con Aragón y unir a México y Costa Rica para luchar contra las agresiones a las mujeres.
Esta marcha no fue lo multitudinaria que se esperaba, pero sí emotiva, y se llevó a cabo en la estatua de León Cortés y terminó sobre el Paseo Colón, frente a la Torre Mercedes.
Ver comentarios