Cirugía bariátrica cura hipertensión y diabetes tipo 2
Enviar

La mayoría de los pacientes sometidos a una cirugía bariátrica logra la cura total de dos enfermedades de alto riesgo típicas en las personas con obesidad mórbida, como son la diabetes melitus tipo 2 y la hipertensión arterial.
Los resultados han sido confirmados en los diferentes hospitales donde se realiza la intervención quirúrgica para reducir el estómago a las personas con obesidad extrema.
“El 75% de pacientes hipertensos se cura totalmente al ser operados, mientras que el resto continúa con dosis más bajas en su tratamiento”, dijo el doctor Gustavo Jiménez, cirujano especialista en la Clínica Bíblica.
De igual modo, el 70% de las personas intervenidas y que han desarrollaron la diabetes tipo 2, son diagnosticadas libres de la enfermedad crónica, en tanto que el 30% disminuye su dosis de insulina o cambia el tratamiento a pastillas.
Los pacientes con apnea del sueño también son beneficiados con la cirugía, pues se demostró que cerca del 85% obtiene la cura a este trastorno que impide respirar con normalidad mientras se duerme.
En Costa Rica, más de 50 mil personas sufren obesidad mórbida o extrema, que se da cuando el índice de masa corporal es mayor a 40, o cuando su peso es superior a los 90 kilogramos.
La cirugía bariátrica es el único procedimiento que ofrece el 100% de efectividad a estas personas, aseguró Jiménez.
Tanto la Caja Costarricense de Seguro Social como varios hospitales privados ofrecen esta posibilidad.
Pese a que el costo alcanza casi los ¢5 millones, unos 80 pacientes son atendidos cada año por consulta privada.
En cuanto a la atención pública, solo en el Hospital México se realizan seis cirugías semanales, gracias al plan vespertino aprobado por la Caja recientemente, para enfrentar el faltante actual de quirófanos.
En este centro 820 personas esperan por la intervención, lo que supone una inversión de unos ¢400 millones a la Caja.
No obstante, los resultados generan una importante economía en tratamientos para la diabetes y la hipertensión, consultas en los Ebais y gastos en ortopedia, ya que muchos de los obesos mórbidos requieren prótesis de cadera y rodilla, comentó el especialista.
Para realizar la cirugía bariátrica es indispensable tener un peso menor a los 200 kilogramos, ya que no existen cámaras de anestesia suficientes para atenderlos y esto supondría un riesgo a la vida de la persona.
El paciente debe llevar una dieta preoperatoria de unas 400 a 100 calorías, basada sobre todo en líquidos, pues si hay mucha grasa el hígado se agranda e impide visualizar el estómago.

201601142040110.recuadro-12.gif

Ver comentarios