Circunvalación Norte con poca prisa
Enviar

Traslado de precaristas de Triángulo de la Solidaridad se pospone otra vez

Circunvalación Norte con poca prisa

Todavía no hay fecha para inicio de obras en una zona comercialmente importante



RESUMEN EJECUTIVO
El traslado de la gente que vive en el Triángulo de la Solidaridad de nuevo está atrasando el desarrollo de la Circunvalación Norte.
Por su parte, el Consejo Nacional de Vialidad no indicó cuándo se daría la orden de inicio de la obra, ante las consultas de LA REPÚBLICA.
La carretera, cuya construcción fue licitada a un consorcio conformado por Hernán Solís-La Estrella, ayudaría a aliviar la congestión vial en la Uruca, una de las zonas comerciales más importantes de la capital.

En cuanto al traslado, se trata de alrededor de 40 familias que pasarían del Triángulo de la Solidaridad a un terreno de aproximadamente 3.500 metros cuadrados, que está a la par del área de la propuesta construcción, donde se colocarían unos contenedores adaptados para la vivienda, mientras que se edifican las estructuras permanentes en el mismo sitio.
Esta sería una solución al problema que se presentó el mes pasado, cuando varios vecinos de Guadalupe y Pavas protestaron el propuesto traslado de los precaristas a esos barrios.
El Triángulo de la Solidaridad es un precario ubicado a la par de la Ruta 32, en el punto en que se conectaría con la Circunvalación Norte.
Este mes se espera que salgan unas cuatro familias del precario a casas ya construidas en lugares que no se han dado a conocer.
Otras 150 saldrían en los próximos tres meses, de acuerdo con el Ministerio de Vivienda.
La salida de los precaristas no debería atrasar el inicio de las obras, pues la Contraloría el mes pasado dio permiso para hacer este proyecto empezando en la intersección de la Uruca, donde no hay ningún impedimento al desarrollo de la obra.
Sin embargo, todavía no hay fecha de cuándo se daría la orden de inicio.
Ni siquiera se conoce cuándo se completarían algunas expropiaciones que faltan, y si ya están o no listos los diseños de algunas de las fases del proyecto.
El consorcio Hernán Solís-La Estrella, que construirá la carretera, realiza actualmente perforaciones de suelo en el sector de Quebrada Rivera.
Con el desarrollo de la Circunvalación Norte, que conectaría la Ruta 32 con la Panamericana y la Ruta 27, el tránsito que pasa entre la zona del Atlántico y el Pacífico Norte no tendría que transitar la ciudad.
Se estima que más de 1.000 tráileres al día están obligados a pasar por la calle principal de la Uruca, aparte de otros tipos de vehículos, al no existir todavía la propuesta ruta.
El proyecto del tramo de unos 4 kilómetros fue licitado a principios del año pasado al consorcio, por un monto de $141 millones.

201505122117212.10-11.jpg


Rodrigo Díaz
[email protected]

 


Ver comentarios