Cinco esquinas
Enviar

Unos la ven como novela erótica, otros como denuncia de la corrupción del poder, ya sea este político, económico o de la prensa, y otros como un “thriller”.

En realidad todos estos y otros ingredientes están presentes en la más reciente novela del Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, que bajo el título “Cinco esquinas” salió a la luz pública en marzo de 2016 en América Latina, España y el mercado hispano de Estados Unidos.

Las dictaduras de cualquier tipo y en cualquier país, el exceso del poder concentrado en pocas manos, ya se han visto a lo largo de la historia las atrocidades, la destrucción y los horrores a que pueden someter a una sociedad.

Vargas Llosa en esta ocasión parece mostrar diversas formas de lo antes dicho, según la situación y el estatus socioeconómico a que pertenecen los personajes de su novela.

El constante movimiento de la narración entre los espacios y formas de vida de los dos extremos de la sociedad peruana, suma pobreza y excedida riqueza, durante un oscuro, triste y cruel periodo de su historia, muestra cómo, al final, nadie se salva. Las nefastas consecuencias pueden ser físicas, mentales, emocionales… pero siempre lo son.

Como era esperable “Cinco esquinas”, por su tema y por la historia de su autor (literaria y política), tiene admiradores y detractores. Lo que sin embargo no puede negarse es que ejerce una atracción desde sus primeras líneas de la cual muy difícilmente pueda escapar algún lector.

Vargas Llosa, quien cumple en estos días sus 80 años de vida, ha dicho en una de tantas entrevistas realizadas con motivo de la aparición de esta novela, que tiene muchos proyectos en mente y solo espera tener el tiempo suficiente para desarrollarlos.



Ver comentarios