Cinco claves para dominar el employer branding
“Las personas son las que te hacen diferente de otra organización con la que compites”, dijo Teresa Morales, directora de Softland Capital Humano. Gerson Vargas/La República
Enviar

201606232011100.rec-6.gif
Las personas que más pueden hablar acerca de su compañía y difundirla son sus empleados, ya que son los únicos que realmente saben cómo funciona la empresa y a qué se dedica.

Generar un buen “employer branding” o marca de empleador, es vital para el crecimiento de la empresa, de acuerdo con Teresa Morales, directora de Softland Capital Humano.

“Employer branding” es la reputación de una empresa como empleadora y su propuesta de valor para las personas que trabajan en ella.

Es un sistema de gestión que facilita la captación y retención de talento, y se enfoca en reforzar la marca desde el capital humano más que desde una visión corporativa.

El término fue utilizado por primera vez en los años 90, y es puesto en práctica en grandes compañías como Amazon, Google y Cisco.

La estrategia se vuelve valiosa en un mundo donde las reseñas sobre las empresas se difunden rápidamente a través de redes sociales y foros en Internet, ya que las opiniones negativas o positivas pueden diseminarse con mayor facilidad.

No es una moda empresarial y existen cinco claves para construir “employer branding” en una organización:

1. Invierta en su personal

Ante igualdad de condiciones frente otra empresa en calidad de producto y mismo precio, el cliente elegirá donde lo atiendan mejor, y eso depende de cuán felices estén los empleados.


“Si las personas son el motivo mayor para que elijan mi empresa sobre otra, debería invertir en ellas”, argumentó Morales.
En última instancia, son ellos los que difunden lo que hace la organización y cómo es realmente, por lo que es importante mantenerlos contentos.

2. Genere sentido de pertenencia

El empleado tiene que estar consciente de la contribución que hace a la compañía desde su puesto de trabajo y los objetivos de la empresa tienen que ser acordes con su manera de pensar.
“Como empleado tengo que identificarme con la marca, con los valores y con la filosofía empresarial; buscar la pasión que me una a la compañía”, acotó Morales.
Cuando es el empleado el que habla bien de la empresa sin que se le ordene, puede estar seguro de que hay “employer branding”.

3. Conozca a las personas que trabajan con usted

Es necesario saber con exactitud las cualidades y talentos de los colaboradores y, sobre todo, el motivo por el cual quieren trabajar en la empresa.
¿Cuáles son sus gustos? Es una de las preguntas que se deben hacer los empleadores, según Morales.
Para lograr un mejor control del perfil de los empleados, se recomienda el uso de programas informáticos de gestión de capital humano, debido a que los archivos en Word o Excel dificultan el manejo de los datos, sobre todo en empresas con mucho personal.

4. No descuide la reputación corporativa

La reputación de la compañía es indispensable para captar el mejor talento disponible, y esto incluye lo que se habla de ella en medios, la publicidad y redes sociales.
“Entrar a una empresa nueva es una decisión muy importante para la vida del empleado, y lo primero que hace cuando sabe de una oferta de empleo es buscarla en Internet”, detalló Morales.
La siguiente fuente de información son amigos o conocidos que trabajen para la empresa, por lo que la reputación debe estar intacta para evitar retroalimentación negativa.

5. Establezca un proyecto de recursos humanos

Para integrar todos los aspectos antes mencionados, es necesario que la empresa plantee un proyecto de recursos humanos.
Debe tomarse en cuenta que en el mundo laboral actual confluyen dos generaciones distintas y esta estrategia debe acoplarse para satisfacer las necesidades de todos.
“Cambian los objetivos de generación a generación porque tenemos educaciones y valores diferentes”, concluyó Morales.


Ver comentarios