Logo La República

Miércoles, 12 de agosto de 2020



FORO DE LECTORES


Cisma en la conducción política del sector de telecomunicaciones

Juan Manuel Campos [email protected] | Jueves 09 julio, 2020

Juan Manuel Campos

En cuestión de tres semanas, el gobierno de la república ha descabezado la dirección jerárquica del Ministerio de Ciencia Tecnología y Telecomunicaciones, las razones, ya las sabemos, existieron diferencias de opinión muy importantes, entre el Presidente y los anteriores jerarcas, respecto a si se trasladaba una parte de los dineros del Fondo Nacional de Telecomunicaciones para pagar deuda interna y si era prudente que el gobierno privatizara la ejecución de esos fondos con el traslado de las competencias a una ONG.

El ex Ministro Luis Adrián Salazar Solís, alegó diferencias “ ideológicas” en torno a su salida y dejó claro que no estaba de acuerdo con la posición interna del gobierno sobre como utilizar los fondos de FONATEL, y en el caso de la renuncia del ex viceministro Edwin Estrada Hernández, quedó claramente establecido que más que diferencias ideológicas en el seno del gobierno existen líneas ya trazadas en torno a un modelo que se separa de nuestros compromisos internacionales (CAFTA) de los principios constitucionales establecidos por la Sala Constitucional y por el propio ordenamiento de telecomunicaciones.

Hablamos de dotar de servicios de comunicación ( entiéndase internet, banda ancha, terminales y aplicaciones) a las personas más vulnerables de nuestro país, en su carta de renuncia el Licenciado Edwin Estrada, señala sin tapujos que “Llegó el momento de dar un paso al lado y ser consecuente con los principios de: fortalecimiento de la rectoría, beneficio al usuario y su derecho fundamental de acceso a los servicios de telecomunicaciones, defensa de independencia del regulador, fortalecimiento del acceso y servicio universal, promoción de la competencia, transparencia y neutralidad tecnológica”, en los que desnuda una orfandad en la conducción de la política pública.

AL OÍDO DEL PRESIDENTE Hacia la mitad del mandato del gobierno, tenemos muy claro que los cambios en la rectoría no son obra de la casualidad, merecen un análisis reposado y es justo conocer exactamente de parte del Presidente de la República y su señora Ministra, Doña Paola Vega Castillo, cuál es el plan maestro que se seguirá, cuál es el compromiso con la educación pública, cuál es el compromiso con los más pobres de este país, y quizás de paso, nos puedan explicar por qué se pretende destruir la esencia solidaria que nació con el modelo de apertura de las telecomunicaciones y por qué tanto titubeo en generar mayor seguridad jurídica a una industria que ha sabido responder en momentos tan cruciales como el que vivimos en la actualidad.

Si de algo deben estar seguros es que de no haberse ejecutado la apertura hoy estaríamos en un colapso sin precedentes, pero la buena noticia es que la radio y la televisión le han dedicado muchas horas para estar informando al país colaborando democráticamente y sin sesgos la información que emana de los distintos jerarcas que están al frente de las instituciones de salud del país, y ni que decir de las redes de telecomunicaciones que se constituyeron en la columna dorsal sobre la cual el país hoy está sobrellevando la peor crisis sanitaria de su historia, por eso señor Presidente y señora Ministra , no caben titubeos, no deben de tener ninguna duda sobre el apoyo irrestricto que los más pobres del país están requiriendo, y claro está, que por razones de conveniencia, oportunidad, legalidad, y constitucionalidad no es conveniente que se toquen los fondos de FONATEL y menos aún que se privatice su ejecución.

Señor Presidente y Señora Ministra, hoy más que nunca se necesitan, redes, equipos, aplicaciones en la educación pública y la industria de telecomunicaciones es un coadyuvante valioso para invertir en un país asolado por una crisis económica única en la historia.

Juan Manuel Campos





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.