CIJ concede a Perú una parte del mar chileno
Para establecer esta nueva delimitación entre Perú y Chile en el Pacífico, los jueces analizaron los convenios ya existentes y su puesta en práctica. AFP/LA REPUBLICA
Enviar

CIJ concede a Perú una parte del mar chileno

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) concedió ayer a Perú una parte del mar chileno al recortar a la altura de 80 millas desde la costa el paralelo que hasta ahora marcaba la frontera marítima entre ambos países y que Perú pretendía se sustituyese completamente por una línea equidistante.
El máximo órgano judicial de las Naciones Unidas decidió por mayoría que el punto de partida de la delimitación marítima se mantuviese en el llamado "Hito 1", tal y como defendió Chile durante las audiencias.
A partir de ese punto, la frontera marítima mantiene la línea marcada por el paralelo 18 grados, 21 minutos, 00 segundos, que hasta ahora servía de frontera marítima entre los dos países, pero no se prolonga más allá de las "80 millas náuticas".
Desde ahí, la frontera en el mar adquirirá una línea equidistante en "dirección oeste-sur, casi en una línea recta, hasta llegar a la altura de las 200 millas, medidas desde la costa chilena", según el presidente del Alto Tribunal, Peter Tomka, que necesitó dos horas para leer un resumen del fallo.
Para establecer esta nueva delimitación entre Perú y Chile en el Pacífico, los jueces analizaron los convenios ya existentes y su puesta en práctica, en especial los tratados de 1952 y 1954 en los que se definieron además acuerdos pesqueros entre ambos países.
Aunque esbozaron la línea divisoria en el mar, los jueces no han establecido las "coordenadas precisas" de esta nueva frontera marítima, algo que corresponderá a las partes: "la Corte espera que las partes determinen estas coordenadas de acuerdo con el fallo y en el espíritu de buenos vecinos", dice la decisión.
Al no modificar la división marítima en las primeras 80 millas a partir de la costa, tanto Chile como Perú mantienen invariable su soberanía sobre el área donde se practica la pesca de bajura, de importancia especial por la captura de la anchoveta, una especie que se usa para la fabricación de harinas de las que Perú y Chile son el primer y segundo exportador mundial, respectivamente.
La introducción de la línea equidistante confiere a Perú una parte del mar hasta ahora de soberanía chilena y también un área marítima más allá de las 200 millas que Perú solicitó durante las audiencias.
Tras conocerse la decisión de los jueces, el embajador de Perú en Holanda, Allan Wagner, hizo una declaración a la prensa en la que se limitó a agradecer a la Corte y al equipo de expertos de la delegación peruana por su esfuerzo, sin llegar a analizar el alcance del fallo.
Fuentes de la delegación peruana explicaron que el Gobierno de Perú está analizando el fallo judicial y será desde Lima desde donde se analicen los pros y los contras de la decisión.
El agente de la delegación chilena, Albert van Klaveren, recordó los argumentos "contundentes" presentados por Chile, pero "lamentó profundamente" que el Alto Tribunal "haya reducido la extensión del paralelo", lo cual "carece de fundamento".
Por su parte, el jurista de la delegación chilena, Claudio Grossman, dijo que el proceso de concreción del fallo "tomará su tiempo" porque implica, entre otras cosas, "cambios legislativos internos por parte de Perú".


La Haya/EFE

 



Ver comentarios