Cierre con broche de oro
Enviar
Cierre con broche de oro

Enrique Iglesias y Duran Duran hicieron vibrar a los miles que asistieron a La Guácima el domingo

Carolina Barrantes
[email protected]

Una noche despejada y alumbrada por la luz de la luna, un clima fresco, y el Autódromo La Guácima abarrotado de personas. El ambiente fue más que perfecto para el cierre del Festival Imperial 2008, realizado el domingo.
Sin importar que el evento no abrió sus puertas al público hasta las 4 p.m., los asistentes esperaron con ansia las presentaciones de Enrique Iglesias y de Duran Duran, grupo que resultó el más laureado del día.
Tras Seal, el primero en subir al escenario, a las 9.40 p.m., fue el reconocido cantautor español, quien derrochó energía al interpretar la pieza “Not in love”.

El artista continuó su presentación y cantó el tema clásico “Solo en ti”, incluido en el disco “Vivir”, de 1997, el segundo que lanzó en su carrera.
Luego de unos minutos llenos de euforia y gritos, en su mayoría del público femenino, el cantante agradeció el apoyo al decir “Buenas noches. Es un placer veros acá… muchas gracias”, e inició un bloque de música romántica con la canción “Nunca”.
El autódromo se convirtió en un inmenso coro, que acompañó al intérprete en los temas “Por amarte” y “Donde están corazón”; este último, forma parte de su último material “95/08” y el cual recopila los éxitos en español más importantes del artista.
Iglesias se despidió del escenario con una serie de piezas más animadas como “Bailamos” y “Escape”.
Así, el cantautor hizo olvidar los comentarios negativos que surgieron en torno a su participación en el Festival Imperial.
Para los seguidores de la banda británica Duran Duran, la larga espera terminó a las 10.45 p.m., cuando el quinteto, liderado por Simon Le Bon, hizo su entrada triunfal en la tarima, que estaba más iluminada de lo normal y adornada con dos pantallas gigantes.
Con su acostumbrado estilo casual y al ritmo de la moda, vestidos con jeans y sacos negros, los músicos arrancaron gritos y aplausos de los presentes, al iniciar su presentación con temas clásicos como “Sunrise”, “The reflex”, y la inconfundible “Save a prayer”.
Una de las canciones más ovacionadas de la velada fue “Hungry like a Wolf”, que pertenece al disco “Río”, lanzado en 1982, y en la cual, Le Bon, vocalista del grupo, bailó por el escenario con suma agilidad e incentivó a la gente a corearla.
El repertorio musical, que se extendió por una hora y media aproximadamente, también incluyó las piezas “Notorius”, “Girls of the film” y “Wild boys”, en las que el guitarrista Andy Taylor y el bajista John Taylor interactuaron animadamente.
Uno de los momentos culminantes del espectáculo fue cuando los británicos interpretaron la canción “Falling Down”, que forma parte del último disco del grupo “Red Carpet”, y los miles de asistentes acompañaron a los músicos con coros y palmas, a pesar de que ya entraba la madrugada.
El cierre del evento no podía ser mejor. Duran Duran dejó dos de sus éxitos más sonados para el final, “Ordinary World”, la cual Le Bon dedicó al público, y “Río”, que hizo despertar a más de uno y saltar de emoción a otros.



Las conferencias de prensa

Enrique Iglesias

El cantautor español señaló que le encanta participar en festivales musicales, como el que realizó la Cervecería Costa Rica, debido a que pudo compartir el escenario con artistas como Duran Duran y Seal, a este último lo estuvo ovacionando durante su participación.

Duran Duran

Los británicos, que venían de realizar un concierto en Corea, señalaron que esperaban con ansias presentarse en el Festival Imperial, ya que iban a compartir su música con un público que ha seguido su trayectoria a lo largo de muchos años, y nunca los había visto en vivo.

Ver comentarios