Enviar
Cierra Europa filas en defensa del euro

Resuelta la gran incógnita que planeaba sobre las elecciones griegas, los líderes de la Unión Europea (UE) lanzaron ayer en el inicio del G20 una ofensiva diplomática para cerrar filas en torno a la pervivencia del euro.
Con una intensa agenda de reuniones bilaterales y declaraciones públicas, los líderes europeos que asisten a la cumbre en la ciudad mexicana de Los Cabos explicarán de manera coordinada que hay que ponerse a trabajar para resolver la grave crisis de deuda soberana y de confianza que atenaza la unión monetaria.
Ha llegado el momento de decir "con toda nitidez que el proyecto del euro es un proyecto irreversible", dijo a su llegada a Los Cabos el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que junto a los mandatarios de Alemania, Francia, Italia, y el Reino Unido, y a los dirigentes de la UE, conforman el bloque europeo en la cumbre.
Los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea, Herman Van Rompuy y José Manuel Durao Barroso, respectivamente, analizaron el panorama que se abre en Europa tras la victoria de la formación conservadora Nueva Democracia, defensora de la permanencia de Grecia en la eurozona.
Ha sido un resultado que permite respirar tranquilos a los responsables de la Unión Europea, que ya se habían movilizado con planes de contingencia en el caso de una victoria de la oposición provocara turbulencias financieras.
Despejada esta incógnita, la cumbre que iniciaron ayer, los miembros del G20, servirá para concentrarse en la crisis de confianza y de recesión económica que atraviesa la eurozona, y que requiere plantear algunos cambios en la estructura europea.
Es un debate abierto en el que ya han entrado otros actores importantes, entre ellos la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, la francesa Christine Lagarde, que también se encuentra en Los Cabos.
En una entrevista publicada este fin de semana en el diario Liberation, Lagarde no dudó en asegurar que la eurozona necesita avanzar en su integración con la creación de la figura de un ministro de Finanzas europeo, y por el lanzamiento de eurobonos.
"Lo que se necesita es una determinación colectiva para avanzar hacia fase clave en el desarrollo de la zona euro", apuntó.
"Tenemos que ir más allá de la unión monetaria y avanzar en temas de política presupuestaria, con instrumentos supervisores para el sector financiero en el sentido más amplio y con mecanismos para resolver las crisis bancarias. Y todo ello bajo una autoridad única en la zona euro, y no bajo los bancos centrales", agregó.

Los Cabos (México)/EFE



Ver comentarios