Enviar
Tres aseguradoras tramitan indemnizaciones
Cientos reclaman por terremoto

Daños ascenderían a unos ¢3 mil millones

Ya se contabilizan por cientos los reclamos de propietarios de viviendas, comercios y hoteles, que se vieron afectados por el terremoto de 7,6 grados que azotó nuestro país este miércoles.
Y es que cada vez son más las personas que, conscientes del derecho que les asiste al pagar por un seguro que protege sus millonarias inversiones, hacen uso de la indemnización.
Muestra de esto son los más de 500 clientes de las pólizas Hogar Seguro 2000, Hogar Comprensivo e Incendio Comercial, comercializadas por el Instituto Nacional de Seguros, que solicitaron la valoración de sus bienes.
Para esto deben completar un formulario disponible en todas las agencias del INS o solicitarlo a su agente de seguros.
Una vez completado el documento, debe presentarse en cualquier sucursal de la aseguradora estatal con fotografías que muestren los daños.
A diferencia del INS, donde la mayoría de los reclamos son de propietarios de casas, en Assa Aseguradora, estos provienen del sector comercial. Siendo el hotelero uno de los más importantes, donde se presentan reclamos por el orden de $500 mil y $800 mil. A pesar de esto, no se excluyen entre las solicitudes varias del sector residencial.
Los asegurados de Assa que resultaron afectados deben presentar el aviso de siniestro al correo [email protected] o llamar al 2503-2700, donde se les coordinará una visita de avalúo de daños.
Dicha entidad empezó con la evaluación de los casos desde el mismo día del evento telúrico, por lo que las inspecciones de los 40 clientes que hasta el viernes habían presentado reclamos han avanzado en un 90%.
Una vez realizada la inspección, esta se alinea con las valoraciones de pérdida correspondientes y se da paso inmediato al proceso de indemnización.
Mientras tanto, en el caso de Mapfre, al viernes registraba unas 25 solicitudes de avalúo por ¬parte de clientes con pólizas que cubren daños por siniestros.
Las pérdidas por el segundo sismo más fuerte en la historia del país ¬—superado únicamente por el de Limón en 1991— han sido estimadas en ¢3 mil millones, aunque esta cifra puede variar.
Los daños en hospitales, escuelas, carreteras, puentes, iglesias, cañerías, en la red eléctrica y en las viviendas son mayores en Guanacaste; sin embargo, también se reportan en Puntarenas, Alajuela y San José.
En cuanto a los daños sufridos por edificios públicos o del Gobierno, que se encuentran asegurados con el INS, el procedimiento de reclamo es similar al establecido con el resto de clientes.
Dependiendo de la gravedad de los daños, podría requerirse o no que un inspector haga un avalúo de la propiedad.
No obstante se ha coordinado con las instituciones para que la presentación de documentos y trámites se haga con la prontitud del caso, de manera que la afectación de servicios que pudiera darse sea la menor posible.

Johnny Castro
[email protected]


Ver comentarios