Científico de datos: la profesión del futuro
“Llegar a ser un científico de datos es complejo, requiere conocer a profundidad las matemáticas, estadística, computación y además estar enterado del negocio considerablemente con el fin de aportar valor”, dijo Daniel Vásquez, consultor de Inteligencia de Negocios de Oracle.
Enviar

El mundo empresarial se ha digitalizado gracias a una disminución en el costo de almacenar la información que se genera, o se recibe de los clientes.
En esta vorágine de información es necesario encontrar personal capacitado para interpretarla y reaccionar a ventanas de oportunidad antes que los competidores.
Es ahí donde entran en juego los científicos de datos, que podrían ser de los profesionales más cotizados en el futuro, de acuerdo con Oracle y Microsoft.

¿Qué es un científico de datos?
Es un profesional con conocimientos en estadística, matemática, programación y base de datos, según Yuri Porras, gerente de Soluciones Empresariales de Microsoft Centroamérica.
“El científico de datos es un constructor a partir de los datos que pueden ser cosas tan sencillas como descubrir la altura de las plantas de una casa”, agregó Daniel Vásquez, consultor de Inteligencia de Negocios de Oracle.
A pesar de que es un trabajo nuevo, no hay tantos en el país como se quisiera, concuerdan ambos expertos.
Esto es visto como una oportunidad tanto para las universidades como para las personas que ya tengan conocimientos en ingeniería de cómputo, estadística o matemática.


“Serán clave para el éxito de muchas empresas. Sin embargo, hay que entender que llegar a ser un científico de datos es complejo, requiere además estar enterado del negocio considerablemente con el fin de aportar valor”, explicó Vásquez.
La revista Harvard Business Review ha señalado al científico de datos como el trabajo más atractivo del siglo XXI; mientras que el ranking de Fortune, en Estados Unidos, lo vislumbra como el empleo ideal de 2016, con un salario de $116 mil anuales en promedio.
Para 2019, el 90% de las organizaciones tendrá un “Chief Data Officer”, proyecta Gartner, consultora especializada.
En nuestro país, el mercado aún es inmaduro, pues a las empresas les falta generar el volumen de información para las que están preparadas las plataformas de Big Data, consideró Vásquez.
Sin embargo, a través de los datos disponibles se pueden explotar áreas como marketing, finanzas, ventas y recursos humanos.
Por ejemplo, en marketing, un conocimiento profundo de los clientes permite realizar mejores campañas, sitios web, interacciones en social media y que la atención al usuario sea eficiente.
Las inversiones en Big Data aumentarán cerca de $32 mil millones para 2019, con un crecimiento anual del 55%, según International Data Corporation.

201607102120220.rec-6.gif


 


Ver comentarios