Leiner Vargas

Leiner Vargas

Enviar
Martes 17 Febrero, 2015

Entre otros elementos, el sistema científico costarricense debe favorecer el uso común de recursos e instrumentos y laboratorios


Reflexiones

Ciencia y redes de investigación en Costa Rica

Por la importancia para el desarrollo, el empleo, la producción y en general, el bienestar de los y las ciudadanos de nuestro país, he decido dedicar algunas de mis reflexiones a este tema.
Existe una clara relación entre la calidad del sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación y el resultado del desarrollo económico y social de los países. Sin embargo, muy pocas veces se hace énfasis en las políticas públicas sobre la cantidad, calidad e interacción de las redes de investigación y de su sana apertura e interconectividad con el mundo.


Somos un país pequeño, donde la actividad científica se concentra de manera muy fuerte en las universidades públicas y si bien, existen más de 4 mil investigadores, son muy pocos los grupos de investigación, investigadores o áreas de investigación, donde se producen resultados significativos para el país.
Es un imperativo fortalecer la ciencia, las redes de investigación y sobre todo, integrar dichos grupos y actividades con los problemas estratégicos de la realidad social, económica y ambiental del país.
Empero, la existencia de grupos fuertes y redes de trabajo en nuestras universidades también nos llama a oxigenar dichos grupos con nuevos recursos, investigadores e investigadoras jóvenes, integradas globalmente con diversas orientaciones y provenientes de diversos países e institutos en su formación doctoral.
La diáspora de nuestros científicos es muy significativa, debemos ser capaces de atraer dicha diáspora no solo al país, sino a la agenda de investigación relevante e integrada con los problemas del desarrollo nacional.
Si bien el Conicit cuenta con algunos recursos, es en nuestras universidades donde se puede y debe hacer realidad una política integral que favorezca la ciencia y fortalezca las redes existentes y nuevas redes de investigación de cara a los desafíos del futuro.
He de felicitar a mis dos colegas del Cinpe, el Dr. Jeffrey Orozco y el Dr. Keynor Ruiz que, junto con un número importante de jóvenes investigadores, han producido por ya casi una década los indicadores de ciencia, tecnología e innovación para el Ministerio de Ciencia y Tecnología, Micit.
Es clave contar con datos e información como los que se han producido en último informe del Estado de la Nación, con el informe sobre el Estado de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación en Costa Rica.
Empero, todos estos esfuerzos quedarían truncados si las universidades públicas no hacen un esfuerzo integral y coordinado para favorecer, fortalecer e integrar el trabajo de las redes científicas existentes.
Entre otros elementos, el sistema científico costarricense debe favorecer el uso común de recursos e instrumentos y laboratorios, el fortalecimiento de la difusión de la ciencia y la tecnología, el fortalecimiento de los incentivos a favor de atraer la diáspora científica en su persona o en su agenda de investigación.

Leiner Vargas Alfaro

www.leinervargas.com