Enviar
En promedio se presenta al menos una denuncia de estafa electrónica por día
"Ciberdelincuencia" pone en jaque a empresas locales

• “Hackers” utilizan mecanismos cada vez más sofisticados para realizar sus actividades delictivas en la red
• Compañías recurren a certificaciones para proteger la información de sus clientes

Karen Retana
[email protected]

¡No caiga en la trampa!, ¡Tenga cuidado!, ¡No se convierta en una víctima más de los hackers!
Advertencias como éstas se han vuelto cada vez más frecuentes en los sitios electrónicos de bancos y empresas que utilizan Internet como herramienta de trabajo.
Y es que los mecanismos que emplean los llamados “ciberdelincuentes” para cometer sus estafas son cada vez mas sofisticados; lo cual ha despertado preocupación entre las empresas que promueven la red como medio de pago.
Este tipo de delincuentes utilizan métodos de ataque, herramientas y estrategias más profesionales para llevar a cabo sus actividades maliciosas, señaló el Informe sobre Amenazas a la Seguridad, dado a conocer por Symantec Corporation.
“La calidad del software que se emplea es casi profesional, muchos de ellos (hackers) no solo buscan aprovechar la vulnerabilidad de los navegadores sino también hacer ataques más complejos con fines económicos”, sostuvo Nicolás Severino, jefe de ingeniería para Centroamérica y el mercado andino de Symantec Corporation.
Las páginas de instituciones financieras se han convertido en los sitios predilectos de los “hackers” que por medio de técnicas como el “phishing”, (estafas por correos electrónicos supuestamente enviados por bancos estatales) logran su cometido.
La incidencia de nuevos casos ha motivado que instituciones como el Banco Nacional hayan decidido poner en marcha charlas y campañas preventivas dentro y fuera de sus instalaciones.
Por su parte, la cadena Automercado cuenta con un certificado de seguridad de la empresa VeriSign que permite que los datos de las tarjetas de créditos de sus clientes se encuentren codificadas a la hora de realizar las compras en línea, explicó Gloriana Huertas, administradora del servicio a domicilio.
Este tipo de sistemas se han venido otras empresas nacionales y entidades financieras.
El problema se agrava con la tendencia que se ha dado hacia la comercialización de este tipo de aplicaciones. Un ejemplo de ello es el MPac, herramienta capaz de desplegar componentes de software para instalar códigos maliciosos en miles de equipos en todo el mundo.
“Ese tipo de software es costoso, puede cotizarse en el mercado negro a partir de los $1.000, aseguró Severino.
La problemática se centra en que la mayor parte de delitos de este tipo se realizan en sitios de redes sociales o financieras, ya que permite a los atacantes tener acceso a una gran cantidad de personas que confían en el sitio y en su seguridad.
El mes pasado se contabilizaron 32 denuncias por fraudes informáticos, según estadísticas proporcionadas por la Unidad de Análisis Criminal del Organismo de Investigación Judicial; es decir, en promedio al menos una cada día.
“En Costa Rica ha crecido este tipo de fraudes en la medida que crece el comercio electrónico; sin embargo las verdaderas estadísticas no salen a la luz pública, debido a que el sector financiero es uno de los campos más afectados por este tipo de actividad”, explicó Jonathan Solano, experto en Seguridad de la firma costarricense ITS Infocomunicación.
Ver comentarios