Chrysler va por buen camino
Enviar
Chrysler va por buen camino

Tokio -- Lee Iacocca, a quien se le atribuye el mérito de haber cambiado la suerte de la casi quebrada Chrysler Corp. en la década de 1980, dijo que el fabricante de autos, ahora privado, está “en el buen camino” con su propietario Cerberus Capital Management LP.
“Todavía tienen problemas reales. No está resuelto, pero lo están intentando”, dijo Iacocca, de 83 años, en una entrevista el martes desde su casa de Los Ángeles. Bajo el mando de Robert Nardelli, el actual presidente, Chrysler “seguramente está en el buen camino”, agregó.
Chrysler LLC, en tamaño el tercer fabricante de autos de Estados Unidos, firmó el mes pasado un contrato de cuatro años con los empleados del sindicato por el cual crea un consorcio que asumirá las obligaciones de atención de la salud de los empleados retirados de la compañía a cambio de una contribución de $8.800 millones. El convenio también disminuye los salarios iniciales de cargos básicos para los nuevos empleados. La compañía, que en Estados Unidos fue superada por Toyota Motor Corp. el año pasado, está también reduciendo los empleos industriales y los modelos de poca venta en su línea de montaje para volverse más competitiva.
Cerberus le compró 80,1% de Chrysler a la antigua compañía matriz Daimler AG en agosto, invirtiendo $7.400 millones. Las ventas de Chrysler en Estados Unidos cayeron 3,5% este año hasta el 31 de octubre.
Iacocca se retiró de Chrysler en 1993. Hizo sus comentarios después de respaldar al gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, demócrata, en la campaña presidencial estadounidense de 2008. Tanto Iacocca como Richardson dijeron que Estados Unidos necesita un sistema universal de atención de la salud para ayudar a los fabricantes de autos y a otras compañías.
Chrysler, General Motors Corp. y Ford Motor Co. “necesitan ayuda en atención de la salud. Los costos sanitarios son los que las están matando”, dijo Iacocca.
Los fabricantes de automóviles de Estados Unidos también necesitan elaborar vehículos híbridos que se conecten a la red eléctrica para aumentar el ahorro de combustible y reducir las emanaciones de dióxido de carbono, dijo.
“Híbridos que se enchufen: esa es la onda del futuro, no el hidrógeno”, añadió Iacocca.
Los modelos de enchufar que se han propuesto usarían avanzadas baterías de litio recargables en los tomacorrientes caseros para tener un mayor alcance de rodaje con el motor eléctrico antes de que se encienda el motor a gasolina u otro combustible.
Este mes, Toyota empezó a probar un prototipo de híbrido Prius con conexión a tomacorriente en terrenos de la Universidad de California en Irvine y Berkeley. GM ha dicho que quiere vender una versión de su Volt a enchufe con al menos 40 millas (64 kilómetros) de autonomía con batería incluso en 2010.

Ver comentarios