Enviar
Con Sumo
Chocolates…¡para el jefe!


El amor al jefe beneficia a los chocolateros, decía un titular de este diario el martes pasado. ¿Cuál es la relación entre los jefes en Japón, el Día de San Valentín y los chocolates?
Según parece, lo que aquí vemos como una tradición llena de romanticismo, de celebración entre parejas y ahora, con la ampliación hecha a “amor y amistad”, incluso entre amigos (as), en Japón lo ven como una buena oportunidad para demostrar agradecimiento al jefe.
Ya ven, todo es cuestión de culturas. Las japonesas se gastan buenas sumas cada año comprando corazones de chocolate para regalarles a sus patronos el 14 de febrero, porque son las mujeres las que regalan chocolates a los hombres en esta fecha. Y por eso, lo que aquí es un obsequio apropiado para la novia o esposa, en Tokio lo es para el jefe (para el esposo o el novio se fabrica un chocolate especial).
Quizás la tradición japonesa de ser gente muy laboriosa, algunas veces al extremo de morir por exceso de trabajo (parece que les pagan muy bien las horas extra que quieran hacer), ha llevado a la gente a demostrar a sus jefes agradecimiento y las mujeres, por su parte, decidieron hacerlo en la celebración de San Valentín.
Lo que en un lugar se considera bueno, en otro puede parecer insólito. Pero a quienes, sin duda alguna, les debe parecer genial es a los chocolateros, porque este año en Japón los ingresos relacionados con el día de San Valentín alcanzaron el nivel más alto en tres años: 40 mil millones de yenes ($485 millones). ¡Jamás lo pudo imaginar el santo y mártir!

Carmen Juncos
[email protected]




Ver comentarios