Alberto Cañas

Enviar
Sábado 31 Julio, 2010


Chisporroteos

Alguien debería organizar un gran concurso entre periodistas cuyo primer premio sea un Diccionario Español-Inglés, a fin de que algunos de mis queridos colegas aprendan que esos dos idiomas no son iguales. Que, por ejemplo, la palabra inglesa once no equivale al número 11 español, sino que significa por una vez. Y así, otras que han aparecido en los últimos días en La Nación, y que se para el sol a verlas. Voy a ocuparme de dos de ellas.
La peor es scenario. Copio del diccionario español-inglés de Appleton: “argumento, libreto, película, drama o argumento para cinematógrafo”. Agrego: la palabra scenario con el significado dicho, se empleó en Hollywood durante la época del cine mudo, pero prácticamente desapareció con el cine sonoro, que la sustituyó por screen play, de tal manera que hoy solo se emplea, y eso muy raramente, cuando, por ejemplo, se va a adaptar una novela, y alguien se encarga de adaptar el argumento eliminando los capítulos no esenciales, y sobre ese scenario, vienen los guionistas a escribir el screenplay, que incluye diálogos.
Pero como queda claro, scenario no significa escenario, aunque algunos de nuestros periodistas lo crean así, lo consignen por escrito y aparezca publicado. Y nosotros tengamos que leer, cuando se nos dice que algo va a pasar, o podría pasar, que el escenario es el siguiente. El escenario es aquella sección de un teatro donde los actores, cantantes, músicos o bailarines hacen de las suyas para que el público los contemple. Y el escenario se llama, en inglés stage.
Y voy con la otra. El martes pasado, en la página 4 del suplemento “Viva” hablan de ropa casual y de prendas casuales.
En español, tal y como lo hablamos todos los días todos los hispanohablantes, casual es algo que sucede por casualidad. En inglés, a más de tener ese mismo sentido se usa (copio del American Heritage Dictionary) como “designed for informal wear”. Es decir, que en inglés la ropa casual es la ropa informal, la ropa deportiva que decimos en Costa Rica. Pero si yo decido andar en camisa, no será por casualidad.
No, estimados colegas: ni escenario como cosa que podría suceder, ni ropa casual. A ver si nos decidimos a escribir en español sin necesidad de que nos regalen un diccionario. Compren uno en vez esperar a que se los regalen.

Alberto F. Cañas
[email protected]