Logo La República

Lunes, 18 de marzo de 2019



COLUMNISTAS


CHISPORROTEOS

Alberto Cañas [email protected] | Sábado 26 junio, 2010



CHISPORROTEOS


No acababa de empezar a circular LA REPUBLICA del miércoles, en la cual consigné la interesante salida de un viejo amigo, de que en Costa Rica lo que está haciendo falta es que gritemos BASTA, cuando pudimos todos enterarnos de que alguien había dicho BASTA el martes y ese alguien había sido la Presidenta de la República doña Laura Chinchilla.
La existencia de hermanísimos en la política nacional, si no muy numerosa, ha sido sumamente perjudicial. Joaquín Tinoco, Paco Calderón y René Picado, por citarlos en orden cronológico, fueron fatales. Pero dichosamente doña Laura, al decir BASTA, nos informó a los costarricenses de que ella se llama Laura y no Teodora como en algunos círculos de Heredia ansiaban bautizarla.
No hay necesidad de volverse gobiernista y neo-liberal-cionista para entenderlo, felicitarla y deleitarse. Desde la oposición la congratulo y me congratulo. Sería muy estúpido citar aquí la expresión tradicional de que “hay hombre en casa”, porque lo que hay en casa es una mujer, y doña Laura nos está mostrando que es una mujer hecha y derecha. Ojalá que los diputados de gobierno lo entiendan y la entiendan.
Eso de que se habla, de que RACSA pretende semi-independizarse del ICE y entrar a competir con él, recuerda y responde a un plan que allá por 1997 sostuvimos diputados tanto de gobierno como de oposición. Algunos habíamos viajado a Noruega invitados por la Compañía Nacional de Fuerza y Luz, para estudiar el sistema de fuerza y luz que allí tienen. Y a nuestro regreso propusimos, basados en lo que habíamos visto y oído, que se permitiera a Fuerza y Luz, a las Municipalidades de Cartago y Heredia, y a las cooperativas eléctricas existentes (luego podría haber más) competir con el ICE y entre sí, como en Noruega, donde 16 empresas, todas públicas (nacionales, provinciales y municipales) compiten en suministrar fuerza eléctrica. Un veto anticipado de quien era apenas candidato, Miguel Angel Rodríguez, obligó a los diputados del PUSC, que estaban entusiasmados con el proyecto, a romper el quorum en la comisión respectiva. El asunto hubo que cerrarlo. Rodríguez anunció tener su propio y mejor proyecto, que luego resultó ser el famoso “combo del ICE” cuyo original estaba escrito en inglés, y que una multitud que desfiló por las calles (me jacto de haber sido parte de ella) obligó a retirar de la Asamblea. ¡Qué bueno que estén resucitando las ideas de los diputados no neo-liberales ni entreguistas de 1997!

Alberto F. Cañas
[email protected]



NOTAS ANTERIORES