Logo La República

Sábado, 23 de marzo de 2019



COLUMNISTAS


CHISPORROTEOS

Alberto Cañas [email protected] | Sábado 05 junio, 2010


CHISPORROTEOS

Mis amigos me acusan de ser un optimista inveterado (no sé qué significará inveterado pero lo acepto e iré al diccionario después de que esta columna se publique, por mi afán de ver frecuentemente luces al final del túnel, sin pensar que pueden ser las de un vehículo que viene en sentido contrario a atropellarme.
Pero estoy empeñado en ver en nuestra Presidenta doña Laura Chinchilla, un afán de rectificar, de sacar al país del camino embarrialado por donde viene desde 1986, de desoír los cantos de sirena (la sirena de las ambulancias) de los corifeos de Wall Street, del imperialismo y el neo-liberalismo, y colocarlo en la ruta de la solidaridad social por donde lo hicieron marchar Alfredo González, Ricardo Jiménez, Calderón Guardia, José Figueres, Francisco José Orlich y Daniel Oduber.
Hace días vengo pensando que habría sido divertidísimo que uno de los derrumbes que se están convirtiendo en plato de todos los días en la ruta de Caldera, se hubiese venido mientras la estaban inaugurando sin haberse cerciorado previamente de que estaba bien diseñada y construida.
No ha faltado quien pida que concedan asueto cuando se inaugure el campeonato mundial de futbol en el que no participamos y nada nos va ni nos viene. Es la vagabundería pura, a cuatro grados centígrados, en el vacío y en París. Realmente, el colmo de los colmos. Ni que el campeonato fuera a jugarse en Estocolmo.
No sé qué va a hacer el gobierno ahora con el estimado diplomático don Jorge Urbina. Lo normal, me parece, sería confirmarlo en el cargo que tiene. Pero si insisten en dárselo a otra persona, mantenerlo allí mientras el gobierno neerlandés da su asentimiento para que quede acreditado ante él. Así de sencillo. Lo que se le olvidó al gobierno de Arias.
No estoy plenamente convencido de que don Bruno Stagno haya sido el Ministro de Relaciones Exteriores más joven que hemos tenido. Siempre he oído mencionar más bien a don Mario Esquivel. Creo que es una diferencia de días entre uno y otro, y habría que dilucidar cuál de los dos es el que se saca la rifa.

Alberto F. Cañas
[email protected]


NOTAS ANTERIORES