Alberto Cañas

Enviar
Sábado 26 Septiembre, 2009


CHISPORROTEOS


Como ustedes lo habrán notado, el plan para deshacer la obra de José Figueres sigue vivito y coleando. Ahora nos enteramos de que los silos del Consejo Nacional de Producción, que fueron durante la era figuerista el emblema, la garantía viviente de que el agricultor no tendría que vender su producción por cualquier suma, ahora están alquilados a particulares. Aquella política efectiva y sustanciosa de don Pepe, de construir silos para poder garantizarle al agricultor un precio decente por su producto y sacarlo de las garras de los especuladores ha muerto y está siendo enterrada poco menos que con honores militares.

En estos días, después de que destituyeron al Presidente Ejecutivo del INVU por atreverse a recurrir a los tribunales para lograr que la institución tenga la financiación que le corresponde, se ha publicado un dato revelador: el número de empleados que el INVU tenía en 1986 y el que tiene ahora, convertido en un departamentillo de pipiripao después de ser uno de los orgullos del Estado costarricense, hasta que el arismo decidió sustituirlo por los politiqueros y corruptos bonos de vivienda, que de lo que tratan es de darle casa al que votó por mí.

El INVU y el Consejo de Producción han sido las autónomas de creación figuerista que con más fuerza han recibido el impacto del neoliberalismo, llamado nobeliberalismo por algún amigo mío de buen ingenio.

Y en medio de todas esas cosas verdaderamente dramáticas y hasta espeluznantes, surge la tontería (cosa que hoy también reina en las esferas dominantes): Los 57 ciudadanos que conforman la papeleta de diputados del PLN para febrero, han firmado un manifiesto contra los intentos de armar una polémica religiosa y un bochinche nacional solo para darle gusto al cuerpo. Y en ese manifiesto, los susodichos 57 se autocalifican de futuros diputados.

¿Será que volveremos a 1940 cuando el partido de gobierno eligió absolutamente todos los diputados? ¿Qué matráfula estarán inventando para llevar a la Asamblea a los 57 genios que han postulado? ¿Es que de veras creen o esperan no solo ganar sino no tener oposición legislativa?

Mientras tanto, el tioconejo costarricense insiste y persiste, como hace cuatro, como hace ocho años, en no decirles a los encuestadores por quien se propone votar en febrero, porque al fin y al cabo el voto es secreto.

[email protected]