Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


CHISPORROTEOS

Alberto Cañas [email protected] | Sábado 05 julio, 2008


CHISPORROTEOS

Alberto F. Cañas


Hay cosas que conviene no cansarse de decir. No es cierto, como lo afirmó ayer La Nación, que la imagen de la Virgen de Luján que se venera en la capilla de barrio Luján, fuera obsequiada por la exprimera dama argentina Evita Perón. Quien la obsequió fue la primera dama argentina Evita Perón, que de paso, nunca fue exprimera dama. Quien envió a Cristóbal Colón a descubrir América no fue la exreina Isabel la Católica sino la reina Isabel la Católica. Los muertos no son ex.

Después de la Guerra civil del 48, la Junta Fundadora confió a artistas de primera línea de aquella época la confección de murales conmemorativos del hecho histórico, en las paredes de la Casa Presidenclal. Se hicieron dos o tres de gran calidad. Uno de ellos, de Paco Amighetti, muestra a Aureo Morales asesinando campesinos en las playas de Dominical. Cuando la vieja Casa Presidencial fue demolida, lo murales no fueron llevados a la de Zapote ignoro por qué. Ignoro también qué rumbo tomaron los otros, pero el de Amighetti fue trasladado al Museo de Arte Costarricense. Ahora lo he visto reproducido en La Nación…pero resulta que ahora se titula Agricultura. Eso es una infamia y un atentado contra la Historia Patria. Es la dirigencia costarricense borrando. Así como se abstuvieron de conmemorar el sesquicentenario de la rendición de Walker, y pasaron a Juan Santamaría a un día lunes para regocijo de tabernas y burdeles, ahora tratan de borrar el 48. ¿Agricultura!!!!! Válgame Dios. Esa obra de Amighetti conmemora un alzamiento del pueblo costarricense, la lucha de los costarricenses por recuperar la libertad electoral y la democracia; el hecho político más importante de siglo XX, cuando una generación que estaba dispuesta a morir se enfrentó a los que estaban dispuestos a matar, y los derrotó en el campo de batalla. Amighetti pintó sobre eso, pintó a los militares asesinos del calderonismo matando a campesinos humildes. ¡¡¡Agricultura! Debería darles vergüenza. Pero la vergüenza es una de las cosas que están desapareciendo de Costa Rica, no sé si con ayuda del BCIE o no.

Me siento muy safisfecho por la aceptación que ha tenido en los círculos que interesan, la decisión de la Academia Costarricense de la Lengua de crear un premio anual, alternado entre literatura y ensayo lingüístico o literario. Es bueno que se sepa que la Librería Internacional ha resuelto contribuir ella a ese premio con una suma en efectivo durante los primeros años, y me complazco en resaltar esa disposición de una empresa comercial que ha hecho mucho por la cultura, demostrándonos que aquí podía y debía subsistir y crecer, llenándose de sucursales, una empresa comercial dedicada exclusivamente a la venta de libros. En mi carácter personal y de Presidente de la Academia, gracias a la Librería Internacional, y espero que pronto podamos firmar el convenio pendiente sobre ese asunto.

[email protected]