Enviar
Chiriquí, un recinto de vida natural


La provincia panameña ha emergido como un punto atractivo para el turismo y las inversiones inmobiliarias, en los últimos años

Carolina Barrantes
[email protected]

Un amanecer radiante, un cielo despejado, amplias extensiones de terrenos cultivados e imponentes montañas verdes forradas por las copas de los árboles, dan los buenos días en la época de verano, en la provincia de Chiriquí, al norte de Panamá.
La zona, que comprende 6.476,2 km2, ha surgido en los últimos años, como un destino atractivo para el turismo y la realización de proyectos habitacionales, por la riqueza y exuberancia de sus recursos naturales.
Así, cuando se trata de entretenimiento y actividades de relajación al aire libre, la provincia ofrece desde imponentes miradores hasta caminatas a caballo y canopy por senderos en el bosque tropical húmedo.
El distrito de David, considerado la tercera ciudad más grande de la nación, es el centro de la actividad comercial, ganadera y agroindustrial de la provincia, y alberga el Aeropuerto Internacional Enrique Malek, que ha sido pilar en el desarrollo económico de la zona.
Uno de los puntos más atractivos de esta ciudad, es la denominada “Avenida Cuatro”. En ella, los turistas nacionales y extranjeros, encuentran una amplia variedad de establecimientos comerciales, que destacan debido al bajo costo de los bienes, además de restaurantes de comida típica panameña.
En cuanto a la diversión nocturna, el Casino Fiesta cuenta con una
gran gama de juegos de azar, comida nacional e internacional, y espectáculos de música en vivo, todos los días de la semana, en jornada continua.
En promedio el recinto recibe entre 400 y 500 visitantes al día, y es considerado como “uno de los lugares más populares de la ciudad de David, porque ofrece diversión continua, en un ambiente cálido y musical”, comentó Carlos Matos, coordinador de mercadeo del casino.
En el caso de los turistas que quieran realizar actividades de aventura al aire libre, el distrito de Boquete es el lugar de referencia número uno de la provincia de Chiriquí, ya que se ubica en un valle rodeado de las imponentes montañas de la Cordillera Central.
Esta región, que es conocida también como el “Valle de la eterna primavera”, por la abundancia de flores, alberga el Canopy Tree Trek, cuyo recorrido se extiende por cerca de tres kilómetros en 14 plataformas.
El viaje vislumbra al visitante por la variedad de flora que se observa, como los árboles de ceniza, que no pueden ser cortados por la dureza de su madera, y por el Cerro Pata de Macho, uno de los puntos más altos de Panamá.
Otro atractivo de la zona, es la Finca Lérida, que se extiende por más de 365 hectáreas, y posee 60 hectáreas de plantaciones de café. El lugar ofrece a los turistas caminatas por senderos y avistamiento de aves, como quetzales y colibríes, y servicio de hospedaje, este último, por cerca de $200 la noche.
El refugio silvestre Paradise Garden, por su parte, fortalece el ambiente natural de Boquete, al albergar decenas de especies que se encuentran en peligro de extinción, que fueron maltratadas o abandonadas por sus dueños.
En el lugar se protege a monos de diversos tipos, lapas, guacamayas la amazona, pericos, perros y un tigre. Además, se brindan charlas a estudiantes y padres de familia sobre el equilibrio ecológico y el papel que cumplen los animales.
Por último, en el campo del hospedaje, uno de los recintos que más sobresalen en la zona es el Hotel Valle Escondido, debido a que se encuentra rodeado de montañas y se extiende por cerca de 40 hectáreas.
El lugar ofrece a los turistas 48 habitaciones ambientadas en la época antigua, gimnasio, spa, tres piscinas al aire libre para niños y una bajo techo para adultos y restaurante. Además tiene un complejo de 160 casas para la venta, cuyo costo ronda los $125 mil.


Ver comentarios