Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Chinos compiten contra marcas mundiales

Redacción La República [email protected] | Lunes 27 febrero, 2012



Chinos compiten contra marcas mundiales

Marcas mundiales como L’Oréal SA y Gucci enfrentan nueva competencia en sus esfuerzos por conquistar una parte del mercado chino de artículos de lujo, que mueve $33.700 millones: las marcas nacionales chinas.
Shanghai Jahwa United Co., fundada hace más de un siglo, vende una línea renovada de productos, que incluye perfumes de 1.000 yuanes ($159), cuyos envases fueron diseñados por Demos Chiang, bisnieto del líder nacionalista y primer presidente de Taiwán, Chiang Kai-Shek.
Eve Group tiene más de 400 boutiques que venden su propia marca de lujo de ropa de hombre a clientes como el director de cine chino Zhang Yimou y el actor de artes marciales Jet Li.
Otras marcas chinas de lujo resultan atractivas para una nación de consumidores que anhela honrar la milenaria historia del país y su rica herencia cultural.
“El sector manufacturero chino estaba muy atrasado hace 30 años y los consumidores adoraban los productos y las ideas extranjeros”, dijo el presidente de Jahwa, Ge Wenyao. “Los productos extranjeros siguen siendo buenos pero el aura que los rodeaba ya no está”.
El tránsito a productos más caros constituye un cambio para la industria de consumo de China, que en general se asociaba a imitaciones baratas. Conforme las marcas de consumo chinas se vuelven más ambiciosas, podrían plantear una amenaza más importante a las marcas de lujo y de alta gama.
“No hay motivos para que China no pueda desarrollar sus propias marcas de lujo”, señaló Ashok Sethi, responsable de conocimiento del consumidor de TNS Research International en Shanghái. “Muchas marcas internacionales fabrican sus productos en China”.
La demanda de artículos de lujo en China se ha elevado con el aumento de la riqueza y el crecimiento en la segunda mayor economía del mundo.
El número de hogares millonarios del país en 2010 creió un 31% hasta 1,11 millones, lo que ubica a China tercera detrás de Estados Unidos y Japón, según una encuesta que realizó el año pasado Boston Consulting Group.
El crecimiento de las ventas de lujo en el país con mayor número de habitantes del mundo se desacelerará en 2012 de un ritmo estimado en por lo menos 20% el año pasado, dijo Katherine Chan, analista de Royal Bank of Scotland Plc en Hong Kong.
Las compras de artículos de lujo en China y por consumidores chinos llegaron a un total de 212 mil millones de yuanes el año pasado, informó Bain Co. en diciembre.
Shanghai Jahwa, entre cuyos productos hay champúes y limpiadores para cocina, está tratando de vender más productos de alta gama fabricados en China bajo su marca Herborist, que se basa en la medicina china y se vende en 1.200 comercios de todo el país.
Los productos de la compañía se venden a través de la división Sephora de LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton SA en 200 locales de toda Europa, incluidos París y Milán, donderegistró ventas por 4 millones de euros el año pasado.
La empresa con sede en Shanghái también rescató una marca de cosmética de 114 años de antigüedad llamada Shanghai Vive, o “Dos Hermanas” en chino. Chiang ayudó a rediseñar la marca cuando se la relanzó en 2010.
Su perfume de 50 mililitros a 890 yuanes es comparable con fragancias del mismo volumen, como Gucci Guilty Toilette de 760 yuanes, Guerlain Idylle de 900 yuanes y Midnight Poison de Christian Dior SA de 980 yuanes.

Bloomberg