China comenzará a revelar el plan
China buscará un crecimiento más lento pero más sostenible, lo que comprende reducir el objetivo de crecimiento anual del país del 7% actual a alrededor del 6,5%.
Enviar

 El gran conclave sobre políticas del Partido Comunista casi ha llegado a su fin. La larga y lenta revelación del plan del presidente Xi Jinping para que China goce de una “moderada prosperidad” para 2020 acaba de comenzar.

Se estima que el comunicado difundido el jueves proporcionará solo lineamientos generales de las propuestas aprobadas durante la reunión de cuatro días del Comité Central del partido en Pekín.
Si la práctica tradicional sirve de guía, habría más detalles en alrededor de diez días, cuando los medios estatales difundan el borrador del primer plan abarcador de desarrollo de Xi desde que llegó al poder en 2012.
Es probable que el panorama completo no se conozca hasta que la legislatura nacional apruebe el próximo plan quinquenal de China la próxima primavera.
Esas revelaciones deliberadas constituyen un elemento clave del modelo de liderazgo consensuado que prefiere el Partido Comunista desde que la muerte de Mao Tse-tung puso fin a un período de enfrentamientos internos hace casi cuatro décadas.
Eso resulta particularmente válido en relación con el plan de desarrollo que se debatió en el quinto plenario del partido esta semana.
El marco político para 2016-2020 representa la mejor oportunidad de Xi de instrumentar las reformas propuestas en reuniones anteriores del partido y administrar el desplazamiento de China de una economía dependiente de las exportaciones a un país impulsado por el gasto en consumo, los servicios y la innovación.
Las normas sobre retiro establecen que Xi debe entregar el gobierno a un sucesor para 2022.
Esas metas son modestas si se considera que la economía china tuvo un crecimiento anual promedio de 8% en los últimos cuatro años, pero de todos modos proporcionarán referencias que Xi no debe soslayar.
Los planes quinquenales de estilo soviético siguen siendo la principal plataforma de China para la instrumentación de cambios de política. Xi, por su parte, ha hecho una fuerte apuesta al nuevo plan, el número 13, que la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo de China empezó a elaborar en abril de 2014.
Otras propuestas comprenden la reducción de las barreras al ingreso de firmas financieras no bancarias del exterior, como compañías de los sectores de valores, seguros y trusts, según se informó con anterioridad.
El probable que el gobierno haga mayor hincapié en la protección del medio ambiente, en la tecnología local para vehículos con nuevas fuentes de energía, los robots y la energía nuclear, según se informó. El país tratará de reducir su dependencia de los componentes industriales básicos extranjeros.



 


Ver comentarios