China quiere desafiar mercado de aviación con empresa estatal
Comac, empresa estatal China, ya habría acordado la venta de 517 aviones. Bloomberg/La República
Enviar

China tiene el sueño de desafiar el duopolio de Airbus y Boeing en el mercado global de aviones. Poco a poco, esa ambición va tomando forma en un hangar en Shanghái.

La empresa estatal Commercial Aircraft Corp. of China, conocida localmente como Comac, está construyendo el C919, un avión de pasillo único con 168 asientos, y apuesta a que el modelo la ayude a entrar en las grandes ligas. El fabricante de aviones se apoya en la experiencia ganada con el ARJ21, su avión de menor tamaño con 90 asientos, que obtuvo pedidos comerciales por no menos de $2 mil millones, en su mayoría de empresas locales.

A pesar de los retrasos en el programa C919 —el primer vuelo de prueba se pospuso al menos dos veces desde 2014—, el mensaje de COMAC al mundo es: miren este espacio. El fabricante dice que ya cerró compromisos con 21 clientes por 517 aviones. Esta semana, en la Exhibición Aérea de Zhuhai, Comac mostrará el avión con una maqueta y podría anunciar que más posibles compradores manifestaron interés.

El proyecto de aviones de pasajeros forma parte de un plan ambicioso del presidente Xi Jinping para que China pase de fabricar zapatillas, indumentaria y juguetes a ser capaz de competir con nombres como Airbus y Boeing.

Llevar al C919 de la mesa de diseño a los cielos es fundamental para Xi, que identificó el sector aeroespacial como uno de los que podrían ayudar a acelerar la modernización de la economía para dejarla parecida a la japonesa y la alemana.


Ver comentarios