Enviar
Sábado 12 Abril, 2008

China, del comunismo al capitalismo


Durante el siglo XIX, China sufrió un proceso colonizador por parte de ingleses, franceses, portugueses, alemanes y japoneses que se asentaron en puertos como Cantón, Hong Kong, Shanghái y otros.
Desde entonces China aparece como un territorio que explotar y con un gran potencial de desarrollo para las potencias mundiales.
Con el triunfo comunista encabezado por Mao Tse Tung, se produjo un cambio radical en la sociedad y la economía de China, imponiéndole al pueblo un modelo de socialismo, en el que se centraliza el poder y se utilizan la educación y la alfabetización para la expansión del pensamiento socialista.
Durante esta gestión, se impulsó un proceso de reforma agraria, que llegó a ser la base de la economía china, y se introdujo un nuevo concepto de familia, y de sociedad igualitaria, en el que se desterraron prácticas ancestrales.
La política económica del Partido Comunista de China favoreció una economía de subsistencia, en la que apenas había excedentes que comercializar, y estos únicamente se vendían en las ciudades chinas.
En 1976 murió Mao Tse Tung y se inició en China un periodo de crisis e inestabilidad política. El sustituto de Mao fue, Deng Xiao-ping, quien, se hizo con el control efectivo del partido y del país.
Concretamente, fue ahí donde comenzaron los comunistas con una política de apertura hacia el capitalismo económico, pero no hacia la democracia política.
Sin embargo, y de acuerdo con la Academia de Ciencias Sociales de China, 1978 supuso el inicio y giro hacia el capitalismo, porque, se permitió la propiedad privada de algunos medios de producción, como las tierras, lo que terminó generalizando el minifundismo: pues nadie tiene capitales suficientes para comprar las tierras necesarias y producir para el mercado.
No obstante, esta apertura, abrió las puertas de los países capitalistas, permitiendo la llegada del capital extranjero al igual que el ingreso del turismo.
En 1979 se establecieron relaciones diplomáticas con Estados Unidos y en 1984 comenzaron las conversaciones con Inglaterra para la descolonización de Hong Kong, que culminó, definitivamente el 1° de julio de 1997.
El 19 de diciembre de 1999 fue devuelto Macao, por parte de los portugueses, siendo esta la última colonia europea en Asia.
A pesar de todos estos cambios, los chinos siguen hablando de un comunismo moderno, que en realidad, no es otra cosa que la transición del comunismo al capitalismo.
Finalmente, la entrada de la democracia y el capitalismo implicará la desaparición de la corrupción y la participación de la sociedad, dándole a la globalización características cada vez menos occidentales y cada vez más orientales.


Luis Fernando Allen Forbes
Director ejecutivo Asociación Salvemos el Río Pacuare