Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


China busca evitar bajón económico tras Olimpiadas

| Martes 02 septiembre, 2008



China busca evitar bajón económico tras Olimpiadas


Pekín -- Los líderes de China están planeando bajar los impuestos e invertir en obras públicas para asegurarse de que su crecimiento económico no se apagará junto con la llama olímpica.
En diez de 11 países sede de las Olimpiadas de Verano analizados por el economista de Morgan Stanley Stephen Jen el crecimiento y la inversión bajaron en el año posterior a los Juegos; la única excepción en su estudio, que se remonta a 1956, fue Estados Unidos en 1996. Funcionarios del Gobierno en China, cuya expansión ya estaba desacelerándose antes de que concluyeran los Juegos de Pekín el mes pasado, están decididos a evitar lo que Jen llama la “maldición olímpica”.
Esto beneficiaría a algunos de los vecinos asiáticos de China, como Corea y Taiwán, cuyas economías se han visto afectadas por la menguante demanda de Estados Unidos, Japón y Europa.
“Las autoridades chinas harán lo que puedan para evitar una fuerte desaceleración”, dice Shane Oliver, director de estrategia de inversiones en Sídney para AMP Capital Investors, que administra unos $108 mil millones.
“La economía china será un pilar clave de la fortaleza de Asia”.
China ya ha relajado las restricciones a los préstamos y frenó la apreciación del yuan, que estaba empezando a afectar las exportaciones. Ahora, luego de cuatro trimestres consecutivos de un menor crecimiento del producto interno bruto, el Gobierno está considerando un estímulo fiscal de hasta 400 mil millones de yuanes ($58 mil millones), según economistas e informes en la prensa local.
Un plan que aguarda la aprobación del Consejo del Estado y el Congreso Nacional del Pueblo incluye 220 mil millones de yuanes de gasto y 150 mil millones de yuanes de recortes de impuestos, según informó la semana pasada el diario de Pekín Economic Observer.
China ha triplicado su gasto en ferrocarriles este año a 300 mil yuanes. El plan actual de cinco años, que cubre hasta 2010, propone una inversión de casi 4,8 billones de yuanes en centrales eléctricas, vías fluviales, carreteras y otros proyectos de infraestructura, más que la producción combinada de Taiwán, Tailandia y Vietnam. La reconstrucción tras el terremoto de mayo en Sichuan podría costar otro billón de yuanes, dice el Gobierno.
Por cada punto porcentual que China aumenta su expansión, el crecimiento del resto de Asia se ve impulsado en medio punto, dice Huang Yiping, economista jefe para Asia de Citigroup Inc. en Hong Kong.
Entre los países con más en juego se encuentran Taiwán, que envió casi el 36% de sus exportaciones a China el año pasado; Corea del Sur, que envió un 25%; y Japón, que envió un 19%, según UBS AG.
El gasto de China también ayudará a la demanda de materias primas, desde el mineral de hierro extraído en Australia al cobre producido en Chile. China es el mayor consumidor del mundo de carbón, acero, aluminio, mineral de hierro, mineral de níquel, cobre y caucho natural.