China apunta a gas de EE.UU. tras firmar acuerdos multimillonarios
China superó a Estados Unidos y se transformó en la importadora de petróleo más grande del mundo. Bloomberg/La República
Enviar

China apuntará a la energía de Estados Unidos en tanto su dependencia cada vez mayor de las importaciones la obliga a mirar más allá de los proveedores tradicionales, según el director de la empresa de petróleo y gas más grande del país.

China National Petroleum Corp. importará más crudo y gas natural de Estados Unidos y evaluará participar en la industria exportadora de gas natural licuado de Estados Unidos, un sector en crecimiento, dijo el presidente Wang Yilin, durante el Belt and Road Forum en Pekín.

El gigante de la energía firmará acuerdos por $20 mil millones durante los dos días del evento, una reunión de países que participan en la iniciativa china para conectar Europa, Asia y África con infraestructura e inversiones.

“Estados Unidos tiene recursos muy ricos de petróleo y gas, y como China busca diversificar su suministro de crudo, sin duda Estados Unidos será una de las fuentes, pensaremos en buscar la cooperación en áreas como el desarrollo conjunto de instalaciones de gas natural licuado y el transporte de gas”, dijo Wang.

El uso cada vez mayor de energía estadounidense por parte de China está llevando a CNPC a ir más allá del plan de Belt and Road, la iniciativa comercial que constituye la piedra angular del presidente Xi Jinping. Wang hizo sus comentarios tras la celebración de otro acuerdo entre China y Estados Unidos, anunciado por la administración del presidente Donald Trump, que apoyó que el país se involucre en contratos a largo plazo con proveedores estadounidenses de GNL.

El principal usuario de energía del mundo depende cada vez más del suministro de crudo del exterior en tanto se desploma la producción local desde que sus empresas estatales entre ellas PetroChina Co., la unidad de CNPC que cotiza en bolsa— recortaron gastos para enfrentar el desmoronamiento de los precios.

China superó a Estados Unidos y se transformó en la importadora de petróleo más grande del mundo, y en febrero se convirtió en la principal compradora de crudo de Estados Unidos, que engordó sus exportaciones gracias a su boom del shale.

En los primeros cuatro meses, la producción local bajó un 6,1% en relación con el mismo periodo del año anterior y extendió el ritmo récord de mermas en 2016. Las importaciones se elevaron más de un 12% durante ese período.

Ver comentarios