Enviar
Chile augura un "súper ciclo para las materias primas"

El ministro chileno de Finanzas, Felipe Larraín, afirmó el viernes que el peso que adquieren los países emergentes supone un cambio "estructural" en la economía global y eso va a implicar un "súper ciclo para las materias primas" durante décadas.
"Estamos en un súper ciclo de materias primas" porque la irrupción duradera de los mercados emergentes va a suponer un incremento de la demanda de ese tipo de productos y en particular de los metales, señaló Larraín en un coloquio en París con responsables políticos y empresariales internacionales.
Recordó que el consumo en China de metales básicos progresaba la pasada década a un ritmo del 16 % anual y esa tendencia va a continuar porque constituye "un ciclo estructural" que ofrece oportunidades de inversión en este sector.
Y que el mayor peso relativo de China y otros emergentes tira hacia arriba los precios de las materias primas y genera una redistribución de la riqueza con una atenuación de las desigualdades entre unas y otras regiones.
También puso el acento en que, a diferencia de lo que ocurría con el modelo de los países productores de materias primas a mediados del siglo XX, ahora las economías basadas en las materias primas permiten un crecimiento diversificado.
El ministro chileno puso el acento en el "importante cambio estructural en la economía mundial" puesto que los países emergentes, que hace unos años suponían en torno al 30 % del Producto Interior Bruto (PIB) global, ahora ya suponen cerca del 50 % y pasarán al 70 % en el horizonte de 2050.
En esa misma línea, señaló que antes de la actual crisis, esos mercados emergentes ya representaban el 70 % del crecimiento de la economía global.
El responsable de Finanzas hizo hincapié en la importancia de las tecnologías de la información y la comunicación en la educación, pero también para la eficiencia económica y para dar transparencia a la acción de la Administración.
A ese respecto, aludió al servicio en línea de su país "Chile compra" para las adquisiciones gubernamentales, que a su juicio no sólo da un mejor acceso a las pequeñas empresas, sino que también permite un mayor escrutinio y previene comportamientos corruptos.
Larraín participó en una mesa redonda sobre los nuevos modelos de crecimiento en la que también estaban el antiguo primer ministro armenio Armn Sarkissian, el presidente del grupo energético francés GDF Suez, Gérard Mestrallet, el presidente de la aerolínea AirAsia, Tony Fernandes, el presidente de Microsoft para África, el jeque Modibo Diarra, y Lionel Zinsou, ejecutivo del fondo PAI.
El coloquio titulado "Nuevo Mundo" está organizado por el ministro francés de Industria y Energía, Éric Besson, y fue por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, tras la conclusión del primer ministro italiano, Mario Monti.

Paris/EFE

Ver comentarios