Cheques a la espera de la muerte anunciada
El libro se puede adquirir en las oficinas de la Academia, este sobre el sistema de pagos, fue escrito por Ana María Cerdas y Carlos Melegatti. Gerson Vargas/La República
Enviar

Financiero

Cheques a la espera de la muerte anunciada

Adapte sus hábitos hacia las nuevas tendencias en pagos

Contar con mayor bancarización, por medio de más tarjetas de débito y crédito, así como herramientas digitales para traspasar dinero, ya sea por transferencias en las páginas transaccionales de los bancos o incluso por medio de un mensaje del teléfono, harían que el cheque deje de existir.

201405142258150.pag22.jpg
Ya en el país se mueven a diario por medio de transferencias electrónicas más de ¢1 billón.
Incluso cada 28 días, el monto  transado por este medio equivale al valor del Producto Interno Bruto.
Esto hace pensar que en cinco años no existan los cheques como medio de pago, auguran expertos.
Esa y otras informaciones sobre el sistema de pagos de nuestro país, se pueden encontrar en el segundo libro que la Academia de Centroamérica promociona para aprender sobre diversos temas del sistema financiero costarricense, que contempla los últimos 25 años.
Con este documento didáctico aprenderá sobre los cambios en el mundo financiero respecto a los pagos que se transaban y a lo que vamos evolucionando.
Incluso, incorpora nuevos medios como el pago electrónico en los buses, o pasar dinero por medio de un simple mensaje de texto por su celular.
Hoy todo es más rápido, con tan solo contar con claves de seguridad, cuentas bancarias, y métodos como el Sistema Nacional de Pagos Electrónicos (Sinpe), se pueden tener transferencias en tiempo real, algo que antes era un sueño.
Por ejemplo, hace unos 25 años, cambiar un cheque era un dolor de cabeza, primero porque la sucursal bancaria siempre estaba llena de gente y segundo porque duraba entre diez y 20 días que se viera reflejado el dinero en su cuenta.
Continuando con la tecnología en los medios de pago, hoy existen más de 7 millones de tarjetas de pagos entre los costarricenses, con la que se hacen más de 250 millones de transacciones al año, lo que hace que se vaya perdiendo incluso el uso del efectivo, algo que va bajando año tras año.
Las mejoras en el costo de la vida son un beneficio no solo para los consumidores, sino también para la estructura financiera del sistema, que ve disminuidos sus costos operativos al tener más acciones digitales y menos físicas en sus sucursales.
El material también indica sobre varios cambios que son necesarios de entender entre los costarricenses sobre los nuevos medios.
Además, se procura generar conciencia sobre nuevos retos, como hacer más expedita la entrega de cuentas de ahorros.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR

Ver comentarios