Enviar
Mandatario los califica de “flojos e irresponsables” que permitieron derrota
Chávez regaña a seguidores

Líder opositor considera “bravuconada” del presidente insistir en presentar la reforma

Caracas
EFE

El presidente venezolano, Hugo Chávez, reprendió ayer públicamente a sus seguidores por haber sido “flojos e irresponsables” y no acudir a votar por su propuesta de reforma constitucional, que fue rechazada en referendo el pasado domingo.
En un acto oficial en Caracas, Chávez dijo que para él “no valen excusas” y consideró que “una buena parte” de sus simpatizantes “no fue a votar, millones que no fueron a votar”.
“¡Falta de conciencia, falta de resolución por la patria, falta de coraje, falta de dignidad”, les reprochó Chávez.
El proyecto presidencial para modificar 69 de los 350 artículos de la Constitución de 1999 -que incluía la reelección ilimitada y nuevas formas de propiedad- fue rechazado este domingo en referendo en una relación de 51 a 49 votos, con una abstención del 44,11%.
Este lunes, al reconocer la derrota de su reforma, el mandatario indicó la “abstención” como causa de ese resultado electoral, el primero que le es adverso desde que asumió la Presidencia en 1999.
Argumentó que en los comicios de diciembre de 2006 fue reelegido presidente para el período 2007-2013 con “más de siete millones de votos”, mientras que en el referendo del domingo obtuvo el apoyo de “más de cuatro millones de votos”.
“No se aprobó la reforma, así que yo me tengo que ir del Gobierno en el año 2013. Bueno, yo trabajaré sin descanso hasta el último día que me quede aquí”, afirmó Chávez, defensor del “socialismo del siglo XXI”, como llama a su programa político.
Chávez reiteró el miércoles que el proyecto de reforma ya rechazado en las urnas, quizás “transformado o simplificado”, será sometido en una fecha aún no definida a un nuevo referendo teniendo esta vez como proponente al menos a un 15% de los electores inscritos.
Sectores opositores han alertado que el artículo 345 de la Carta Magna vigente establece que “la iniciativa de reforma constitucional que no sea aprobada, no podrá presentarse de nuevo en el mismo período constitucional a la Asamblea Nacional (AN)”.
Por su parte el gobernador del estado de Zulia y líder opositor, Manuel Rosales, calificó ayer de “bravuconada” del presidente venezolano, Hugo Chávez, su intención de volver a someter a referendo el proyecto de reforma constitucional rechazado en las urnas el pasado domingo.
“Es una bravuconada de él (Chávez) porque todavía está un poco aturdido con ese resultado (de rechazo popular a la reforma) que no se lo esperaba ni él ni sus compinches”, declaró Rosales a la cadena Unión Radio de Caracas.
Rosales, ex candidato presidencial derrotado por Chávez en las elecciones de diciembre de 2006, dijo que el “pueblo de Venezuela” dejó claro el pasado domingo que “no quiere tener un presidente para toda la vida, no quiere una réplica de Fidel Castro en Venezuela”.
El gobernante ha calificado de “pírrica” la victoria opositora y ha reiterado que el proyecto de reforma, quizás “transformado o simplificado”, será sometido en una fecha aún no definida a un nuevo referendo, teniendo esta vez como proponente al menos a un 15% de los electores inscritos.
Esa intención de presentar nuevamente la propuesta de cambios constitucionales “viola la Constitución”, dijo Rosales, quien alertó de la posibilidad de que el “Tribunal Supremo de Justicia haga una interpretación al revés de un artículo y decida que no es así”.
Sectores opositores han alertaron que el artículo 345 de la Carta Magna vigente establece que “la iniciativa de reforma constitucional que no sea aprobada, no podrá presentarse de nuevo en el mismo período constitucional a la Asamblea Nacional (AN)”.
Ver comentarios