Enviar
Chavez negó que insultará Congreso de Brasil

• Aún está resta la aprobación legislativa de Brasil y Paraguay para que los venezolanos ingresen al bloque comercial

Caracas - EFE

El presidente venezolano, Hugo Chávez, denunció ayer que sectores de prensa y legislativos de Brasil lo atacan en el marco de una estrategia imperialista contra la unidad regional y negó que en Manaus insultara al Congreso de ese país.
Frente a ello, remarcó en su programa dominical "¡Aló, presidente!", que su colega brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, "me ha llamado también muy consciente" para reiterarle el apoyo de su gobierno al deseo de Venezuela de formar parte del Mercosur, para lo cual resta aún la aprobación legislativa de Brasil y Paraguay.
En caso de que finalmente fracase en ese empeño, Chávez dijo que ello sería "una victoria del imperio norteamericano, porque ellos son los que están detrás de todo esto, haciendo su jugada, pero yo soy de los que saben aceptar derrotas y las convierto en victoria".
"Sepan los brasileños que está en marcha una gran campaña para evitar la unión entre Venezuela y Brasil" y "menos mal que Lula es consciente de todo esto que hace mucho daño, porque (...) mucha gente del pueblo termina creyendo que Chávez es enemigo de Brasil; es una estrategia del imperio ¿Para qué? ¡Para impedir nuestra unión y para seguir dominándonos!", remarcó.
"No lo van a lograr, hagan lo que hagan y digan lo que digan; nosotros venceremos, ahora sí, en el proceso de unión de los pueblos de nuestra América", agregó Chávez y se refirió específicamente al senador Tiao Viana, del Partido de los Trabajadores de Lula.
Éste lo tildó de loco y de carecer de estatura para ser presidente", ante lo que Chávez subrayó ser víctima de "una agresión totalmente gratuita".
Tras insistir en que en ningún momento se refirió al Congreso de Brasil durante la visita que efectuó a la ciudad brasileña de Manaus la semana pasada, Chávez dijo que Viana opinó "ante una falsedad".
"Es absolutamente falso que yo haya ido a Manaus a hacer cuestionamientos ni al gobierno, ni al Senado ni al Congreso ni a las instituciones de Brasil", insistió y aunque dijo que se reía de lo dicho por Viana admitió que "en el fondo me da tristeza, no por mí, sino por quien lo dice, por el cargo de quien lo dice".
"Yo me remito a la consciencia del pueblo de Brasil, del gobierno de mi hermano el presidente Lula, de sus verdaderos líderes políticos, sus verdaderos políticos, sus verdaderos partidos políticos y sobre todo del pueblo de Brasil, al que amo y al que nosotros amamos. ¡Viva Brasil!", exclamó el gobernante caribeño.
Insistió en que "es la mano del imperio" la que "mueve estos mecanismos a través de la gran prensa", que es "la principal arma que tiene hoy el imperialismo para tratar de evitar la unión entre nosotros".
"Tratan de ponernos a pelear y hay algunos que se prestan al jueguito. Lula y yo no nos prestamos. Lula me dijo que jamás van a lograr que nosotros nos peleemos, pero hay otros que rapidito salen a echarle gasolina a la candelita. Yo lo aclaro, porque algunos señores senadores de Brasil volvieron a decir que Chávez es un tirano" y que en ese país "no queremos dictadores", manifestó.
"Allá ustedes los que digan eso, pero yo ratifico lo que dije con Lula: Venezuela ratifica su aspiración de ingresar plenamente en el Mercosur y esperaremos, bueno, la resolución del Congreso de Brasil y Paraguay, que ya no es una cosa técnica, ya es algo político", señaló Chávez.
Además del partido izquierdista de Lula, el jefe de la bancada en el Congreso del centroderechista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Arthur Virgilio, anticipó que vetará en el Congreso la entrada de Venezuela en el Mercado Común del Sur (Mercosur).
"Si depende del PSDB, la Venezuela de Chávez no tendrá aprobado su ingreso al Mercosur", dijo Virgilio y añadió que su partido hará "lo posible e imposible" para impedirlo.
Ver comentarios