Enviar
Chávez inicia gira en plena disputa con España

Presidente venezolano visitará Francia y Arabia Saudita entre otros países

Caracas
EFE

Hugo Chávez, presidente de Venezuela, emprendió ayer una gira por varios países, entre ellos Francia, donde hablará del canje humanitario en Colombia, en medio de una polémica con España y la campaña por la reforma constitucional que impulsa.
El propio Chávez, que comenzará su periplo en Arabia Saudí para asistir a la III Cumbre de jefes de Estado de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ha admitido que anda “en no sé cuántos embrollos”, al anunciar su gira, que además de Riad y París le llevará a Teherán y, tal vez, a Lisboa.
El gobernante tenía previsto participar ayer en una caravana electoral de apoyo al “sí” en el referendo del 2 de diciembre próximo, en el que los venezolanos deben pronunciarse a favor o en contra de los cambios en la Constitución que él ha propuesto, pero el acto fue anulado en el último momento.
Se desconoce si esta cancelación está vinculada con su labor mediadora de un acuerdo humanitario entre el Gobierno de Bogotá y la guerrilla de las FARC y una eventual entrevista con miembros del otro grupo insurgente colombiano, el ELN, que él mismo anunció sin más precisiones, y el alto comisionado para la Paz de ese país vecino, Luis Carlos Restrepo.
En medio de esos frentes, Chávez continúa con su controversia con España tras el incidente con el rey Juan Carlos en la sesión de clausura de la Cumbre Iberoamericana de Chile el pasado sábado.
Desde entonces, Chávez ha insistido, día tras día, en que “a Venezuela se la respeta”, palabras retomadas por algunos de sus partidarios en la campaña por la reforma de la Constitución, que ha suscitado fuertes críticas desde la oposición y también desde sectores del “chavismo”, y ha vuelto a movilizar a estudiantes.
Si bien dijo el martes, en una rueda de prensa con periodistas extranjeros, que no quería conflictos con Madrid, Chávez anunció al día siguiente en una entrevista a una televisión local en la ciudad venezolana de Barcelona, donde estaba en campaña, que había decidido llevar a cabo una “profunda revisión” de las relaciones con España.
Además, advirtió de que vigilará las actividades de las empresas españolas en Venezuela.
El gobernante venezolano ha declarado también que espera “excusas” del rey Juan Carlos a Venezuela y Latinoamérica por haberle mandado callar en la cumbre, cuando interrumpía constantemente al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para insistir en llamar “fascista” al ex jefe del Ejecutivo José María Aznar.
El ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, dijo que más que “gestos” son necesarias gestiones para reconstruir la relación de España con Venezuela, y ha recalcado que “lo último que debe hacerse” es llamar a consultas al embajador en Caracas, como le pide la oposición en su país.
Antes de emprender su gira, Chávez “posiblemente” se reúna, según él mismo comentó, con delegados de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN) para allanar un acuerdo de alto el fuego con el Gobierno de Bogotá.
“Estamos tratando de llegar al acuerdo de paz con el ELN”, dijo Chávez el miércoles tras anunciar que el alto comisionado para la Paz de Colombia, Luis Carlos Restrepo, llegó ese día a Venezuela, sin más precisiones.
El gobernante venezolano indicó el martes que el miembro del ELN Nicolás Rodríguez “Gabino” se encontraba en Venezuela, a donde también se desplazaron la semana pasada delegados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
El gobierno del presidente colombiano, Álvaro Uribe, y el ELN abrieron en diciembre de 2005 en La Habana una ronda de conversaciones “exploratorias” con vistas a entablar un proceso de paz, pero hasta ahora no han concretado una fecha para iniciarlo ni se han puesto de acuerdo para un alto el fuego.
Por otra parte, el intercambio de 45 secuestrados de las FARC por unos 500 miembros de esa guerrilla presos, proceso en el que media Chávez, centrará la visita oficial del presidente venezolano a París el próximo 20 de noviembre, donde se reunirá por primera vez con su homólogo de Francia, Nicolás Sarkozy.
Entre los secuestrados por las FARC está la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, que también tiene nacionalidad francesa, para cuya liberación el gobierno francés ha ofrecido sus buenos oficios.
Chávez expresó su esperanza de llegar a París con las pruebas de supervivencia de los cautivos de la FARC, aunque ha aclarado que “no es determinante” la entrega de las mismas antes de su entrevista con Sarkozy.

Ver comentarios