Enviar
Chávez hace cambios en busca de mayor eficacia

Caracas
EFE
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, inicia 2008 con cambios políticos y económicos para atender, según dijeron dos de sus nuevos ministros, problemas como la inseguridad, la inflación y la escasez de alimentos básicos.
La “revisión total” del proceso “revolucionario” fue anunciada por Chávez un mes después de su primer revés electoral en ocho años -con el rechazo en referendo a su propuesta de reforma constitucional- y de cara a los comicios regionales y municipales de finales de 2008.
El mandatario cambió a diez de sus 24 ministros, al vicepresidente Ejecutivo, y anunció una “revisión, rectificación y reimpulso” de la “revolución” que lidera desde 1999, cuando asumió por primera vez el Gobierno, y busca instaurar el socialismo en Venezuela.
El nuevo ministro del Despacho de la Presidencia, Jesse Chacón, reveló este viernes la mayoría de las designaciones ministeriales, y afirmó que no se trata solo de cambios de personas, sino también de “cambios de políticas”.
“Este año 2008 se encamina a la atención de los venezolanos, se encamina hacia un sistema de gobierno socialista a través de la práctica diaria”, declaró Chacón en rueda de prensa en la sede del gobierno.
El ex ministro de Telecomunicaciones y uno de los hombres más cercanos a Chávez, aseveró que este año los temas de “seguridad, inflación y abastecimiento” de alimentos serán la “prioridad” del gobierno.
Según datos gubernamentales, los secuestros aumentaron un 48,6% en 2007, cuando se registraron 382 casos, mientras que la organización humanitaria Provea informó de “9.567” asesinatos, un “10,28%” más que en 2006.
La inseguridad es la primera preocupación de los venezolanos, de acuerdo a la mayoría de las encuestas, que ubican en segundo lugar a la galopante inflación, que cerró en 22,5% el año pasado, 10,5% por arriba de la previsión oficial.
La escalada de los precios comenzó a agudizarse en 2006, cuando el indicador acumuló 17%, cinco punto más que lo calculado por el Gobierno, y analistas locales achacan el fenómeno a los controles de cambio y precios establecidos en 2002.
El gremio comercial también responsabiliza a esos controles oficiales por el persistente desabastecimiento de productos básicos, como la leche y el azúcar, que llegó al 25% en 2007, según cálculos de Consecomercio.
A principios de diciembre pasado, el entonces ministro de Finanzas Rodrigo Cabezas anunció la “flexibilización” de los controles de precios de algunos productos de la cesta básica alimentaria, a fin de propiciar su reaparición en los anaqueles.
El propio Chávez alertó la noche del jueves sobre la necesidad de resolver de forma “eficaz” los problemas del día a día de los venezolanos, y pidió a sus aliados dedicarse más a “asuntos prácticos” e invertir menos tiempo en “discusiones ideológicas”.
Durante una sorpresiva intervención telefónica en un programa de la televisión estatal, el mandatario reconoció el fracaso oficial en 2007 en su lucha contra la inflación, y anunció la “revisión” de las políticas económicas, que incluyen controles de cambio y de precios vigentes desde febrero de 2002.
El mandatario, incluso, habló de la necesidad de establecer una mejor relación con sectores como la burguesía, a la que pertenecen comerciantes y empresarios, gremios que han sido duramente atacados por el Gobierno.
Ver comentarios