Enviar
Chávez contra el golf
Ordenó el cierre de dos campos más porque es “un deporte burgués”

Dinia Vargas
[email protected]publica.net

El presidente venezolano, Hugo Chávez, encontró un nuevo objetivo: el golf. Ahora mandó cerrar dos de los más conocidos campos de golf de su país, por ser este “un deporte burgués”.
“Dejemos esto en claro”, dijo Chávez durante una transmisión en vivo de su programa dominical por televisión. “El golf es un deporte burgués”, aseguró, repitiendo la palabra “burgués” como si le estuvieran dando un trago de aceite de castor.
Pero después continuó burlándose del uso de carritos de golf como una práctica que ilustra la lasitud del deporte. “Solo para que un pequeño grupo de los burgueses puedan ir a jugar golf”, indicó.
Sí, los cierres en Maracay, ciudad de guarniciones militares en la cercanía, y en la ciudad costera de Caraballeda previenen que el número de campos cerrados en los últimos tres años será de aproximadamente nueve, señaló Julio L. Torres, el director de la Federación Venezolana de Golf.
En Maracay los funcionarios están considerando la construcción de viviendas para personas de bajos ingresos sobre el campo de golf o convertirlo en un campus de la Universidad Bolivariana de Chávez. En Caraballeda los planes están en marcha para convertir el campo en un parque infantil.
Los detractores de la campaña en contra del golf destacan que el principal aliado de Venezuela, Cuba, está avanzando en la dirección opuesta. Inversionistas canadienses y europeos buscan construir casi diez nuevos campos en tierras fidelistas como parte del esfuerzo del Gobierno cubano por elevar los ingresos derivados del turismo.
“China tiene más de 300 campos de golf, y miren lo que está ocurriendo aquí”, destacó Torres, invocando a otro país comunista con el cual Venezuela tiene cálidas relaciones. “Nosotros estamos pasando de 28 campos a 18”, lamentó Torres.
Quien también reaccionó fue PJ Crowley, portavoz del Departamento norteamericano de Estado. “Una vez más Chávez, que es una de las figuras más divisivas de la región, se salió de los límites del campo”, dijo Crowley, utilizando un término golfístico, “out of bounds”.
“La sugerencia de Chávez de que el golf, un deporte verdaderamente mundial, es burgués, es un golpe fallido”, mencionó.
La única buena noticia para los golfistas venezolanos es que por el momento Chávez dijo que no tenía planes de prohibir este juego. “Respeto todos los deportes, sin embargo, hay deportes y hay deportes. ¿Me quieren decir que esto es un deporte popular?” Después, él mismo respondió la pregunta: “No lo es”.

Consulta: www.elespectador.com y www.diario.elmercurio.com
Ver comentarios