Enviar
Gobiernos suramericanos analizan el restablecimiento de sus respectivas embajadas
Chávez retira tropas y reinicia diálogo por Ingrid Betancourt

• Empresarios venezolanos y colombianos esperan que la normalización diplomática favorezca las relaciones comerciales

Caracas
EFE

Las relaciones entre Colombia, Venezuela y Ecuador tienden a normaliza
rse tras el acuerdo sellado el pasado viernes en la Cumbre del Grupo de Río.
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció el pasado sábado el regreso de las tropas cuya movilización hacia la frontera con Colombia ordenó el pasado domingo tras el ataque colombiano contra las FARC en territorio ecuatoriano.
El presidente venezolano, que intervino en el acto en el Círculo Militar de Caracas, proclamó "que vuelva a la normalidad la frontera colombo-venezolana" antes de precisar que las tropas regresarán a partir del próximo martes a sus acuartelamientos habituales.

Entre tanto las autoridades diplomáticas de las tres naciones sudamericanas trabajan en el restablecimiento de sus respectivas embajadas, tras el rompimiento de los vínculos diplomáticos.
En su intervención, el mandatario venezolano reiteró asimismo su petición "Manuel Marulanda", jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para que libere a la ex candidata a la presidencia colombiana Ingrid Betancourt, rehén de la guerrilla desde hace seis años.
"Marulanda, mándanos a Ingrid (Betancourt)", manifestó Chávez.
El presidente venezolano insistió en que pedía esta liberación "en el día internacional de la Mujer" y señaló que le constaba que el portavoz de las FARC "Raúl Reyes", muerto en el ataque colombiano hace una semana, trabajaba a favor del canje humanitario.
"Estábamos buscando la manera de sacar a Ingrid por Ecuador (...) le pedí el favor al presidente de ese país, Rafael Correa, porque por allí resultaba más cerca que por Venezuela", dijo Chávez, quien ya había comentado la ayuda solicitada al mandatario ecuatoriano en su intervención el viernes durante la cumbre de Santo Domingo.
Chávez, quien hizo ayer una visita no anunciada a Cuba, selló el viernes con u
n apretón de manos la reconciliación con el presidente colombiano, Álvaro Uribe, quien a su vez se reconcilió con los jefes de Estado de Ecuador y de Nicaragua, Daniel Ortega.
"Tenemos en el país realmente un clima de tranquilidad, de confianza, de normalidad cuando se han disminuido las tensiones que se habían originado por el incidente diplomático", dijo Ramón Rodríguez, ministro venezolano del Interior.
Chávez ordenó el domingo anterior una serie de medidas tras la incursión colombiana contra las FARC en territorio ecuatoriano, al considerar que una acción similar podría perpetrarse contra su país.
En la semana pasada, anunció el cierre de la embajada venezolana en Bogotá y el refuerzo militar de la frontera común; expulsó a los miembros de la legación colombiana en Caracas; dictó la adopción de una serie de restricciones comerciales y amenazó con nacionalizar empresas colombianas.


Empresarios afectados

Los sectores empresariales de Colombia y Venezuela esperan la normalización de las relaciones, pues durante menos de una semana que duró la crisis, los camiones con mercancías se congestionaron a lado y lado de las fronteras colombo-venezolanas.
Según cálculos de la Cámara Colombo-venezolana, si hubiera continuado la ruptura, las exportaciones a Venezuela no habrían pasado este año de $1.500 millones, cuando el año pasado superaron los $5.000 millones.
La misma entidad señaló que en un día normal pasan por ese punto limítrofe mercancías por $16 millones y esta semana ningún día pasaron de $2 millones.

Colombia, que comparte una frontera de 2.219 kilómetros con Venezuela, tiene a este país como su segundo socio comercial después de Estados Unidos.
FUENTE: EFE
Ver comentarios