Enviar
Más de 20 alianzas fueron firmadas por el mandatario venezolano y el asiático
Chávez llega a acuerdos con China

• Países acordaron la construcción de dos refinerías y estudian la opción de crear tres más

Pekín
EFE

Hugo Chávez, presidente de Venezuela, ayer asistió en Pekín a la firma de 26 acuerdos entre los Gobiernos chino y venezolano, entre los que destacaron varios en el sector petrolífero y otro que doblará el fondo estratégico entre ambos países desde 6 mil a 12 mil millones de dólares.
Los acuerdos se firmaron al término de la reunión de Chavez con su homólogo chino, Hu Jintao, en el Gran Palacio del Pueblo, un e
ncuentro que se prolongó más de lo inicialmente establecido en la agenda.
En el sector petrolífero destacaron varios tratados, entre ellos un contrato de suministro de fuel oil entre Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) y Petrochina para producir 500 mil barriles diarios.
También se acordó un estudio conjunto entre la petrolera estatal venezolana y Sinopec para construir una refinería en el bloque Junin-8, en el país latinoamericano y con capacidad de hasta 300 mil barriles diarios.
Ya en mayo los dos gobiernos acordaron la construcción de otra refinería para petróleo venezolano en la provincia de Cantón (sur de China) y proyectaron otras tres más.
En el sector petroquímico, PDVSA firmó otro acuerdo de cooperación con la líder china en el sector, Sinopec, mientras que rubricó otro con Heilongjiang Xiliang Grains and Oil Group para el desarrollo de suelos agrícolas.
El fondo estratégico entre China y Venezuela dobla el establecido el año pasado por ambos Gobiernos (en el que el país asiático aportaba $4 mil millones).
Se trata del
mayor fondo concedido por China a un sólo país desde 1949, y su aumento se acordó en el memorando de entendimiento firmado por el Banco de Desarrollo de China, CNPC (la mayor petrolera china) y PDVSA.
Este fondo está destinado a desarrollo e infraestructuras en Venezuela, como el sistema de riego diluvio El Palmar o los metros de Valencia y Maracaibo, entre otros.
Entre el resto de acuerdos firmados destacaron un tratado de asistencia legal mutua en materia penal entre ambos países, un programa de intercambio educativo entre 2008 y 2010 y otros en materia de telecomunicaciones, minería y seguridad económica.
Chávez además acordó con China la compra de aviones de entrenamiento y reconocimiento.
“Estamos negociando aquí y acordando la compra de unos aviones que son de entrenamiento y reconocimiento que nos hacen mucha falta”, señaló Chávez al finalizar su encuentro y cena con su homólogo chino.
Según el venezolano, la compra ya se acordó, pero dijo no tener “los detalles en la mano” de un acuerdo que podría exasperar a Washington, su eterno enemigo “imperialista”, contra el que intenta crear una alianza alternativa con enemigos de Estados Unidos como Rusia, Cuba o Irán.
Chávez anunció hace unas semanas desde Caracas que compraría a Pekín 24 aviones de combate, mientras que otras fuentes señalan su interés por sistemas de defensa anti-misiles y submarinos diesel, que probablemente negociará en Rusia, a donde viaja hoy.
Ver comentarios