Chávez detalla nacionalización de cementeras
Enviar
Chávez detalla nacionalización de cementeras


Caracas
Bloomberg

Venezuela tomará al menos el 60% de las acciones en las compañías cementeras conforme el gobierno busca controlar “los negocios básicos”, aseguró Rafael Ramírez, ministro venezolano de Energía y Petróleo.
La mexicana Cemex SAB, el mayor fabricante de cemento de Venezuela; Lafarge S.A. de Francia y Holcim Ltd. de Suiza se reunieron el domingo con ministros y el Vicepresidente venezolano para comenzar el proceso de nacionalización, sostuvo Ramírez.
“El estado venezolano tendrá el control sobre el negocio”, dijo Ramírez en una entrevista televisada. “Tuvimos una reunión muy cordial con estas empresas. Les explicamos las metas estratégicas del Estado. Vamos a garantizar el control sobre industrias básicas”.
Los comentarios de Ramírez llegan después de que Hugo Chávez, presidente de Venezuela, anunciara sus intenciones de nacionalizar las empresas que previamente fueron propiedad del Estado. Ninguna de las tres multinacionales, que constituyen el 80% del mercado cementero venezolano, poseen hoy propiedades que hayan sido controladas por el Estado con anterioridad.
Los analistas han sido escépticos sobre la posibilidad de que Chávez se retractara de su propuesta inicial, la semana de gastar “lo que fuera necesario” para tomar el control de la industria cementera debido a que las empresas han sido incapaces de incrementar la oferta de materiales de la construcción.
“El Estado va a llevar a cabo la nacionalización, porque ellos piensan que los beneficios sobrepasan los riesgos”, aseguró Patrick Esteruelas, analista para el Eurasia Group. “Chávez ha seguido con su proceso de buscar el control estatal sobre sectores estratégicos”.
Las negociaciones entre productores individuales de cemento y el gobierno comenzarán en cuestión de días, afirmó Ramírez.
El Ministro, quien dirige la petrolera estatal Petróleos de Venezuela S.A., ha sido la fuente de financiamiento para previas nacionalizaciones.
Chávez ya ha tomado el control de las industrias de telecomunicaciones y electricidad, e incrementado el papel gubernamental en la producción de petróleo.
Los accionistas lograron obtener compensaciones cercanas al precio de mercado por las acciones de la compañía de telecomunicaciones CANTV. Con los proyectos petroleros, Chávez ha rechazado pagar más de lo estimado en los libros contables. El gobierno, después de destinar miles de millones de dólares a las nacionalizaciones, está en procesos de arbitraje con ConocoPhillips y Exxon Mobil Corp. sobre las compensaciones correspondientes.


Ver comentarios