Enviar
Challenge Golf cierra el año

Torneo de despedida este sábado en el campo de La Iguana

Dinia Vargas
[email protected]

Un torneo será el encargado de cerrar el año del programa Challenge Golf, poniendo a prueba a todos sus jugadores, que a pesar de tener algún impedimento físico – mental desean jugar golf.
Actualmente, Challenge Golf comprende seis categorías y cada mes se realiza una clínica para ofrecer a estas personas la oportunidad de practicar y disfrutar de este deporte, proveyéndoles un entrenamiento especializado sin costo alguno.
El evento se realizará este sábado a las 9 a.m. en el campo La Iguana, con la participación de unas 40 personas, explicó José Quesada, profesional de dicho campo en los Sueños Marriot, y presidente del programa.
“Tenemos hasta el momento inscritos ocho participantes en muletas, nueve en sillas de ruedas, siete de deficiencia intelectual, seis de amputación, siete con síndrome de Down y dos invidentes”.
Este año tratando de incentivar un poco más la competencia entre los jugadores deberán jugar nueve hoyos y no cinco como en las ocasiones anteriores.
“Solo se van a jugar nueve hoyos, pero más cortos. Los grupos están formados de acuerdo con las divisiones, por lo que cada golfista jugará su propia bola. Además, se premiará al mejor jugador de cada una de las categorías”, comentó Quesada, esto cambia un poco con los años anteriores que se jugaba en equipo de cuatro combinando las divisiones y bajo el formato scramble.
Al final del torneo se realizará una fiesta navideña, que incluye un almuerzo, para luego comenzar a pensar en el próximo año. “Este es el tercer año que hacemos este evento de fin de año y siempre nos ha gustado mucho, por lo cual lo hemos repetido”, dijo Quesada.
Challenge Golf es un programa que sobrevive gracias a sus patrocinadores y a las donaciones de diferentes personas como Andre Garnier, que hace un tiempo les donó las bolas de golf con el logo de ellos.
Asimismo, además de Quesada, el programa cuenta con la ayuda de Carlos Rojas, profesional de Reserva Conchal; Cristian Morera, profesional de Valle de Sol, y José Campos.
Aunque el crecimiento del programa ha sido muy bueno este año, para el próximo las metas son mayores y se convierten en todo un reto.
“Para el próximo año queremos poder comprar sillas de ruedas para jugar golf y colocarlas en los diferentes campos del país. Además, todo un sueño para nosotros sería que estos jugadores participaran en las olimpiadas especiales”, aseguró, el presidente de Challenge Golf, quien añadió que desean expandir este programa fuera de nuestras fronteras, como en el caso de Guatemala, donde hay mucho interés.

“Tener una buena actitud, ser puntual con el programa, acudir a todas las clínicas y estar dispuesto a dar su cien por ciento”, son los requisitos que deben cumplir y cumplen las personas que forman parte del Challenge Golf.


El espíritu de superarse


Clínicas: una clase cada mes.
Torneo: uno al año.
Divisiones: silla de ruedas, invidentes, amputación, muletas, síndrome de Down y deficiencia intelectual.
Quiénes pueden ingresar: todas aquellas personas que estén dispuestas a cumplir el programa y a asistir puntualmente a las clínicas.
Ver comentarios